¿Es malo forzar el cierre de apps en Android?

Desbloqueas el móvil y despliegas el listado de ventanas con todas las apps y juegos que tienes abiertos en segundo plano, para a continuación, cerrar todas las apps. Esto es lo que se conoce como “forzar el cierre” de las aplicaciones.

Existe una especie de mito que dice que cerrar una app de esta manera nos ayuda a ahorrar batería y hace que el móvil vaya más rápido. Sin embargo, lo cierto es que estamos ante un mal hábito o lo que es lo mismo, una costumbre bastante poco recomendable.

¿Por qué no debería forzar el cierre de una app?

Lo primero que tenemos que decir a este respecto es que cerrando las apps desde la barra de navegación de Android no estamos realizando un cierre total. Es decir, aunque cerremos la app principal todavía pueden quedarse algunos procesos abiertos en segundo plano. Por tanto, aunque el dispositivo consumirá algo menos de batería todavía quedarán recursos “chupando del tarro” en la trastienda de nuestro Android.

Y no solo eso. Forzar el cierre de una app que ya está abierta normalmente suele provocar el efecto contrario. La gestión de la batería es uno de los apartados más importantes de los dispositivos móviles, y en el caso de Android, este es un asunto en el que los desarrolladores llevan años trabajando para optimizar su rendimiento.

Para que nos hagamos una idea, hoy en día el sistema está tan optimizado que tener una app abierta en segundo plano consume muy poca batería. De hecho, si cerramos una app y la volvemos a abrir, el consumo de energía será mayor que si la tenemos abierta en segundo plano junto al resto de apps hasta que decidamos volver a usarla.

Puede que el rendimiento mejore un poco mientras están todas las apps cerradas, pero una vez abrimos la app de nuevo el sistema tendrá que volver a cargar todos los recursos necesarios para que se ejecute correctamente. Toda esta carga conlleva un consumo de batería tan significativo que hace que forzar el cierre simplemente no merezca la pena.

Momentos en los que sí es recomendable forzar el cierre

De todas formas, aunque el cierre forzado no tiene mucho sentido en lo que respecta al ahorro batería, puede resultar muy útil en otros ámbitos. Como por ejemplo, cuando una app no funciona correctamente, se cierra de manera inesperada o muestra un comportamiento errático.

En estos casos forzar el cierre de la aplicación servirá para reiniciar todos los servicios y procesos asociados a la app, y por lo general, nos ayudará a corregir cualquier problema puntual con la aplicación sin necesidad de tener que reiniciar el teléfono o reinstalar la app.

Puedes ver cómo forzar el cierre de una app en Android correctamente echando un vistazo a ESTE OTRO POST.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor post de cada día en nuestro canal. O si lo prefieres, entérate de todo desde nuestra página de Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario!
Escribe aquí tu nombre
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Informe adicional: Más información en nuestra política de privacidad y aviso legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.