Cómo volver a una versión anterior de Android

Cada vez que Android se actualiza a una nueva versión se añaden nuevas funcionalidades y características que hacen que nuestro dispositivo móvil sea más seguro y versátil. Pero a veces esto viene acompañado de otras cosas menos agradables, como que algunas apps dejen de funcionar o que la interfaz ya no funcione como nosotros recordábamos.

¿Se puede volver a una versión anterior de Android? ¿Podemos hacer un “downgrade” o desactualización del sistema operativo? La buena noticia es que se puede hacer, sí, pero no es tan fácil como muchos puedan pensar.

¿Puedo volver a una versión anterior de Android si restablezco el dispositivo a estado de fábrica?

Supongamos que Manuel se compró hace dos años un móvil con Android 9 y durante este tiempo el dispositivo se ha actualizado hasta Android 11. ¿Podría Manuel entrar en los ajustes de sistema del teléfono y restaurarlo a los valores de fábrica para recuperar la versión original de Android que tenía el dispositivo cuando lo compró hace dos años?

La respuesta corta es que “no”. Cuando un teléfono se actualiza automáticamente a una versión más reciente de Android, este cambio es permanente y no hay marcha atrás posible. Es decir, que no podemos restaurar de fábrica el teléfono y esperar que recupere su versión de Android original, ya que los archivos de sistema han sido modificados y Android no guarda copias de seguridad de este tipo de información.

Cómo restaurar un dispositivo a una versión anterior de Android

La única forma de restablecer nuestro teléfono a una versión de Android más antigua pasa por “flashear” el dispositivo. Es decir, tendremos que descargar una imagen compatible del firmware o sistema operativo que queremos instalar y después volcarla sobre el dispositivo con la ayuda de un PC y unos cuantos comandos. No es una tarea sencilla precisamente.

Además, durante el proceso perderemos la garantía del dispositivo y también corremos el peligro de “brickear” el teléfono y dejarlo inservible. Es un proceso muy delicado, y si no estamos acostumbrado a realizar este tipo de actuaciones lo mejor que podemos hacer es contactar con un experto o simplemente dejar el dispositivo tal y como está para evitar males mayores.

Paso 1: Desbloquea el bootloader

El proceso de “flasheo” es diferente para cada marca y modelo de teléfono. No hay un método universal que funcione con todos los dispositivos del mercado. Esto hay que dejarlo claro. Dependiendo del fabricante el proceso será más o menos complicado (o incluso imposible).

Sin embargo, hay un proceso que sí es común para todo aquel que quiera volver a una versión anterior de Android: es necesario desbloquear el bootloader del dispositivo. Este es el primer paso para flashear un teléfono, y cada fabricante tiene sus propias políticas respecto al bootloader: algunos permiten desbloquearlo de manera oficial, pero otros exigen que nos busquemos la vida por nuestra cuenta.

Ten en cuenta, sobre todo, que cuando se desbloquea el bootloader también se borran todos los datos del dispositivo. Haz una copia de seguridad de todos los datos importantes antes de desbloquear el dichoso bootloader.

Paso 2: Descarga una versión de Android compatible con tu marca y modelo de dispositivo

Una vez tengamos el bootloader desbloqueado podremos instalar una versión antigua de Android en el teléfono. Eso sí, no vale cualquier imagen de Android que nos encontremos por ahí. Tendremos que buscar una imagen de Android específicamente diseñada para nuestra marca y modelo de terminal.

En el caso de los móviles Pixel, por ejemplo, Google facilita una página web desde donde podemos descargar directamente la imagen de fábrica de Android de los diferentes modelos Pixel disponibles. Lo mismo ocurre con Xiaomi, que permite descargar su firmware oficial desde un repositorio online.

Para otras marcas lo mejor que podemos hacer es buscar primero en la web oficial del fabricante. Si no encontramos resultados entonces un buen lugar al que acudir puede ser el foro de XDA-Developers donde encontraremos un montón de imágenes de fábrica para multitud de smartphones.

Paso 3: Instala la imagen de fábrica de Android

Ahora que ya tenemos el bootloader desbloqueado y la imagen (o firmware) de fábrica con la versión de Android que queremos instalar, ya solo nos queda “flashear” la imagen. Dependiendo de nuestro podemos de teléfono tenemos dos opciones:

  • Flashear la imagen de Android mediante comandos Fastboot.
  • Utilizar un programa de flasheo compatible con nuestro móvil.

Nota: Instalar una nueva imagen de Android borrará todos los datos del dispositivo. Haz una buena copia de seguridad si no quieres perder tus datos.

Fastboot

Los comandos Fastboot son una serie de herramientas que nos permiten comunicarnos con nuestro dispositivo Android desde un PC. Normalmente se ejecutan desde una ventana de MS-DOS / Powershell y permiten realizar ciertas tareas en remoto sobre el dispositivo Android, como por ejemplo, instalar una imagen de fábrica del sistema.

Primero, para que funcione tenemos que entrar en los ajustes de Android y dejar activada la depuración por USB. Después, tendremos que reiniciar el teléfono en modo Fastboot (puedes ver más detalles en ESTE POST, aunque también encontrarás indicaciones un poco más abajo). Además de eso, también es necesario tener los drivers del teléfono y los paquetes ADB instalados. Con todo esto preparado, conectaremos el móvil al PC mediante un cable USB.

A continuación, abriremos el explorador de archivos del PC y nos situaremos en la misma carpeta donde tenemos los drivers ADB instalados. Acto seguido moveremos la imagen de Android que vamos a instalar a esa misma carpeta. Recuerda, es importante que el paquete de Android esté en la misma carpeta que los drivers ADB, ya que de lo contrario el flasheo no funcionará.

  • Dentro de la carpeta ADB, haz clic derecho con el ratón mientras mantienes pulsada la tecla Shift. Selecciona “Abrir la ventana de PowerShell aquí”.
  • Dentro de la ventana de terminal, escribe este comando:
    • adb devices
  • Si el comando devuelve un número identificativo eso significa que el PC ha detectado el dispositivo Android y que se puede operar sobre él.
  • Después escribe el siguiente comando para que el móvil cargue el bootloader:
    • adb reboot bootloader

Si el comando se ha ejecutado correctamente Android se reiniciará y entrará en el modo bootloader. Si tienes problemas para que reconozca los comandos utiliza el comando “.\adb” en lugar de “adb”.

La mayoría de fabricantes reconocen el comando “flash-all”, que sirve para que se instalen los archivos de imagen necesarios de forma automática.

  • Desde la misma ventana de PowerShell escribe el comando:
    • flash-all
  • Si tu dispositivo no reconoce el comando tendremos que ir flasheando todos los componentes uno por uno (simplemente ve introduciendo y ejecutando los comandos de manera individual).
    • fastboot flash bootloader <nombre_del_bootloader>.img
    • fastboot reboot-bootloader
    • fastboot flash radio <nombre_de_radio>.img
    • fastboot reboot-bootloader
    • fastboot flash -w update <nombre_de_imagen>.zip

¡Listo! Si todo ha ido bien el dispositivo Android debería reiniciarse 3 veces durante el proceso de flasheo. Después, el sistema cargará con la versión de Android que acabamos de instalar. En este caso queríamos hacer un “downgrade” o regresar a una versión anterior de Android, por lo que deberíamos notar la desactualización a primera vista (si no, basta con ir a los ajustes de Android y verificar la información del teléfono).

Programas de flasheo

Está claro que andar lanzando comandos Fastboot a diestro y siniestro no es un método muy práctico. Para facilitar este proceso algunos desarrolladores han creado aplicaciones de flasheo para simplificar el proceso.

Los móviles Samsung, por ejemplo, tienen la herramienta Odin. Los móviles de Xiaomi tienen el Xiaomi Flash Tool, y los dispositivos con procesador Mediatek pueden usar la aplicación SP Flash Tool.

Cada una de estas aplicaciones tiene su funcionamiento particular, aunque lo que tenemos que sacar en claro de todo esto es que quizá nuestro fabricante también tenga una de estas aplicaciones compatibles. Búscala, y sigue sus correspondientes indicaciones de uso para flashear el firmware en tu dispositivo.

En cualquier caso, recuerda que este tipo de herramientas invalidan la garantía del dispositivo, y además no está comprobado que vayan a funcionar al 100%. Es posible incluso que rompan tu dispositivo y lo dejen inutilizado para siempre.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor post de cada día en nuestro canal. O si lo prefieres, entérate de todo desde nuestra página de Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario!
Escribe aquí tu nombre
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Informe adicional: Más información en nuestra política de privacidad y aviso legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.