Cómo reparar un video MP4 dañado o corrupto

¿Acabas de grabar un video con el móvil y está dañado? ¿Te han pasado un video en formato MP4 y está corrupto o no se puede abrir? Lo más probable es que en estos casos el problema no sea que el video está dañado, sino que necesitas instalar un códec para que tu PC o smartphone pueda leer y reproducir el video correctamente.

Ahora bien, ¿qué pasa si el video está realmente dañado? ¿Se puede recuperar?

Cómo reparar un video que está dañado y no se puede reproducir

Si ya hemos confirmado o tenemos claro que el video está realmente corrupto, tenemos 3 herramientas que podemos usar para intentar repararlo:

  • Reproductor VLC: Uno de los mejores reproductores multimedia, gratuito, y que además cuenta con una herramienta nativa para reparar videos MP4 dañados.
  • Video Repair Tool: Programa de reparación de video desarrollado por la compañía Grau GmbH.
  • Fix Video: Una herramienta online para reparar videos dañados. Se trata de una aplicación de pago.

Nota: Se recomienda el uso de un PC para las tareas de reparación.

Método 1: Utiliza el reparador nativo de VLC

Para la mayoría de situaciones este es el mejor método para arreglar un archivo de video dañado. El truco consiste en cambiarle el formato desde VLC a un formato que nuestro ordenador sea capaz de leer. Con un poco de suerte, el cambio de formato arreglará cualquier inconsistencia en el archivo y podremos volver a reproducirlo.

  • Antes de nada, si todavía no lo tienes instalado, descarga el reproductor multimedia VLC desde su web oficial.
  • En el menú superior de VLC pulsa sobre “Medio -> Convertir”.
  • Ve a “Archivo -> Añadir” y selecciona el video dañado.
  • Después abre el desplegable de “Convertir/Guardar” y pulsa sobre “Convertir”.
  • A continuación, selecciona un “Perfil” para elegir el formato de salida. También puedes pulsa sobre el icono de la llave inglesa para modificar el formato.
  • Para terminar, en el apartado “Destino” pulsa en “Explorar” para seleccionar la carpeta donde se guardará el nuevo archivo de video una vez reparado.
  • Cuando tengas todo listo, pulsa sobre “Iniciar” para que VLC intente reparar el video cambiándole el formato.

Una vez finalizado el proceso de conversión, localiza el nuevo archivo que acaba de generar e intenta reproducirlo desde VLC. Si la reparación ha tenido éxito podrás verlo sin problemas.

Debo admitir que durante las pruebas que hemos realizado este ha sido el método más efectivo, ya que VLC ha sido capaz de reparar un video MP4 que habíamos dañado severamente para realizar este test. El video todavía tiene una pequeña banda defectuosa en la zona superior, pero se puede ver perfectamente, cosa que con otras herramientas de reparación no hemos sido capaces de conseguir.

Entendemos que si el video está menos dañado o la corrupción no es tan severa, la recuperación debería ser total. En definitiva, una gran herramienta para reparar videos dañados, y además de forma gratuita.

Método 2: Utiliza el programa Video Repair Tool

Si VLC no ha conseguido recuperar el video la verdad es que lo tenemos un poco complicado. El siguiente paso sería descargar el programa “Video Repair Tool”, pero tiene un inconveniente: de manera gratuita solo nos permite recuperar la mitad del video.

Si queremos el video completo tendremos que pagar unos 10 euros, aunque por suerte podemos aplicar un pequeño truco, que consiste en añadir mas metraje al video para duplicar su duración. Así podremos reparar el video completo de forma gratuita.

Para ello, haz una copia exacta del video dañado y renómbralo. Por ejemplo, si el video llamado se llama “videoA”, crea una copia llamada “videoB”. Después, asegúrate que ambos videos se encuentran ubicados en la misma carpeta.

A continuación, abre una ventana de MS-DOS o símbolo del sistema en Windows (pulsa Win+R y ejecuta el comando “cmd.exe”). Dentro de la ventana de terminal lanza el siguiente comando:

copy/b videoA.mp4+videoB.mp4

Nota: Sustituye los nombres “videoA” y “videoB” por los nombres de archivo de tus dos videos.

Nota 2: Para que el comando funcione es necesario que lo ejecutemos en MS-DOS desde la misma carpeta donde se encuentran ubicados los videos.

Si nos fijamos veremos que el archivo dañado “videoA” ahora pesa el doble de megas. Eso es señal de que los dos videos se han fusionado correctamente.

Ahora que ya tenemos todo listo, podemos empezar a usar la herramienta de Video Repair Tool:

  • Descarga Video Repair Tool desde su web oficial. Disponible para Windows y macOS.
  • Una vez instalada la aplicación, ábrela y selecciona el video que quieres reparar pulsando sobre el botón “Choose movie”.
  • A continuación, pulsa sobre “Choose reference movie”. Aquí tendremos que seleccionar otro video que sirva al programa como referencia a la hora de realizar la reparación. Elige un video que hayas grabado con la misma cámara o que tenga las mismas características que el video dañado.
  • Por último, pulsa sobre el botón de “Scan” para iniciar la reparación del video MP4 dañado.

Si el video se ha podido reparar aparecerá en el apartado “Repaired movie clips”. En caso de que no se haya podido arreglar este campo simplemente aparecerá en blanco.

Método 3: Utiliza una aplicación web como Fix Video

Si no conseguimos resultados con los dos métodos anteriores siempre podemos optar por este último método. Consiste en usar una herramienta de reparación online, como por ejemplo “Fix Video”.

Este método tiene varias desventajas, por un lado el procesamiento del video es mucho más lento, lo que significa que la reparación se puede extender durante un buen rato. También es necesario facilitar un video de referencia con las mismas características que el video dañado, tal y como ocurría con el método 2.

Además, de manera gratuita solo podemos ver una pequeña previsualización del video ya reparado. Para descargar el video completo tocará pasar por caja, y desembolsar 9 dólares (lo cual puede ser bastante dinero si tenemos que reparar más de un video).

En cualquier caso, si no os quedan más opciones y queréis probar esta herramienta podéis hacerlo desde la web oficial de Fix Video.

Conclusiones

Después de realizar varias pruebas corrompiendo y reparando videos dañados la conclusión a la que hemos llegado es que la solución más efectiva es el reproductor VLC. No solo porque es gratuito, sino porque parece que trabaja mucho mejor este tipo de archivos MP4 dañados.

El resto de herramientas no están mal, pero en líneas generales no parece que sean capaces de entregar resultados tan buenos cuando el video está realmente machacado. Además este tipo de utilidades suelen tener un precio bastante elevado, por lo que solo podemos verlas viables para su uso a nivel profesional o cuando el video es realmente importante y en casos muy puntuales.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor post de cada día en nuestro canal. O si lo prefieres, entérate de todo desde nuestra página de Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario!
Escribe aquí tu nombre
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Informe adicional: Más información en nuestra política de privacidad y aviso legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.