Uno de los mejores mandos compatibles con Nintendo Switch

Los Joy-Con de Nintendo Switch son una maravilla, pero bien es cierto que para algunos juegos no son lo más cómodo del mundo. Hay casos como en los juegos de lucha o en determinados títulos de plataformas en 2D donde uno disfruta mucho más utilizando un gamepad clásico.

En el post de hoy os voy a hablar de un controlador no oficial para la Switch, que me animé a comprar debido a las excelentes críticas que está cosechando en Internet y a que su precio es bastante ajustado, por lo que en caso de no funcionar como yo quería no me supondría una gran pérdida. Ahora bien, ya os voy adelantando que en muchos aspectos me ha sorprendido muy gratamente, aunque eso no quita que también tenga algún que otro defecto. ¡Veamos!

Excelente gamepad no oficial compatible con Nintendo Switch: inalámbrico, barato y con diseño retro

Lo primero que hay que decir es que al igual que muchos otros productos fabricados en China, estamos ante un dispositivo de marca blanca. Es decir, no tiene un nombre visible ni se especifica el fabricante en el empaquetado. En Amazon lo encontramos a través de los vendedores JFUNE y Powerlead, aunque es más que evidente que ambos vienen de la misma fábrica. De entrada esto no suele ser muy buena señal, pero en esta ocasión la ausencia de branding se queda en poco más que eso, un dato anecdótico y poco más.

Diseño

El aspecto retro del dispositivo es lo que más nos llama la atención a primera vista. Está basado en el diseño del mando original de la Super Nintendo de 16 bits, aunque está actualizado con los botones “Home”, “+”, “-“, “L1”, “L2”, “R1”, “R2” y 2 joysticks para poder jugar sin problemas a cualquier título de Nintendo Switch, e incluso un botón de turbo. Un gamepad realmente atractivo en el apartado estético.

Conectividad

Este es sin duda el mayor punto a favor de este controlador no oficial para Switch: lo fácil que se conecta a la consola. Estamos ante un mando inalámbrico que se conecta vía Bluetooth a la Nintendo Switch de una manera extremadamente fluida. La primera vez que lo sincronizamos solo tenemos que pulsar el botón Home durante 4 segundos y a partir de ahí, el resto de veces que lo encendamos se conectará automáticamente sin necesidad de configuraciones adicionales.

Este es un factor realmente destacable, y es que, con controladores mucho más caros y de mayor prestigio –no quiero dar nombres: 8BitDo- no he conseguido establecer conexiones de forma tan rápida y sencilla como con este gamepad. Igual es cosa mía, llamádme torpe, pero creo que solo por eso ya merece la pena. Si lo único que queremos es encender el mando y empezar a jugar, esta es una de las soluciones más potentes que vamos a encontrar actualmente.

Además, aunque el mando está diseñado para la nueva consola de Nintendo, también acepta conexiones por cable via USB (cuenta con un puerto USB tipo C) y es compatible con PCs con Windows.

gamepad inalámbrico no oficial compatible con Switch y PC

Jugabilidad

Una vez pasado el “filtro” de la sincronización con la consola toca empezar a jugar. ¿Cómo se comporta este mando chinesco? A la hora de la verdad es cierto que la pulsación de la cruceta y los botones requieren aplicar un poco más de fuerza de lo habitual, aunque no tardamos mucho en acostumbrarnos y su respuesta es de lo más precisa. No es algo que nos vaya a sacar del juego: en este sentido podemos estar tranquilos.

Eso sí, lo que más vamos a notar son los sensores de vibración, los cuales son realmente potentes. Quizá se les haya ido un poco la mano con la vibración, algo que percibimos especialmente con juegos como Mario Maker 2, donde se emplea esta funcionalidad en multitud de situaciones llegando a resultar un poco molesto en determinados momentos. Ahora bien, si te gusta que los mandos vibren lo vas a gozar de lo lindo.

Otro punto a destacar es que no incorpora giroscopio, por lo que no resulta compatible con juegos que hagan uso de esta funcionalidad, como por ejemplo el Mario Party (juego que por otra parte está diseñado para los joy-con, por lo que tampoco tendría mucho sentido usar uno de estos controladores). Por lo demás, estamos ante un gamepad que se disfruta mucho y que ofrece una autonomía de lo más remarcable con unas 5 horas de uso ininterrumpido.

Precio y disponibilidad

Este controlador inalámbrico no oficial para Nintendo Switch y PC tiene un precio que ronda entre los 16.00€ y los 24.00€ dependiendo de la tienda y el vendedor que elijamos. Si lo comparamos con otros fabricantes de gamepads retro de corte más premium como 8BitDo, los cuales suelen rondar los 40 euros de precio, lo cierto es que nos encontramos ante un accesorio de lo más económico.

Conclusiones

Aunque estamos ante un producto de marca blanca, el fabricante ha sabido entregar un mando capaz de satisfacer las necesidades de muchos usuarios. El dispositivo está plagado de cientos de críticas positivas a lo largo y ancho de toda la red, y no podemos llevarles la contraria: un diseño nostálgico pero repleto de funciones, con botones que responden a la perfección, una batería de larga duración y una sincronización tan sencilla que da gusto solo de encenderlo.

Puede que se hayan pasado un poco con la vibración y los materiales de fabricación no sean tan premium como en otros gamepads más caros, pero su relación calidad-precio situa a este mando genérico sin nombre como uno de los mejores controladores no oficiales para Nintendo Switch.

Amazon | Comprar gamepad  (vendedor JFUNE)

Amazon | Comprar gamepad (vendedor Powerlead)

AliExpress | Comprar gamepad (vendedor TimeOwner)

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor post de cada día en nuestro canal. O si lo prefieres, entérate de todo via RSS a través de Feedly.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario!
Escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.