Los mejores servidores proxy para navegar de forma anónima

Los servidores proxy se utilizan para alterar nuestra dirección IP mientras navegamos online, pero sin llegar a encriptar nuestros datos ni el tráfico web que generamos. Esto nos permite surfear por Internet de manera anónima, ya que cuando visitamos una página todos los datos que recogen los rastreadores, espías y demás agentes recolectores son los propios datos del servidor proxy (en lugar de los nuestros).

Si ahondamos un poco más en el asunto, vemos que los servidores proxy tienen más utilidades, y es que resulta una herramienta de lo más práctica para saltarnos bloqueos de geolocalización o acceder a páginas web restringidas cuando navegamos desde el PC corporativo de nuestro lugar de trabajo. Si en tu oficina, centro educativo o biblioteca filtran el acceso a Internet y no puedes entrar en sitios como YouTube o Facebook, con un buen servidor proxy web tendrías todo el trabajo hecho.

Por supuesto, esto también se aplica a páginas que haya podido bloquear nuestro propio proveedor de Internet por diversos motivos. Básicamente, lo que hace un servidor proxy es camuflar nuestra IP haciendo de intermediario entre nuestro dispositivo y la página web que queremos visitar. Nosotros le indicamos la página al servidor, él solicita el acceso y posteriormente nos entrega su contenido. Como diría Arguiñano, “Fácil, rápido y para toda la familia”.

Diferencias entre un servidor proxy web y una VPN

Aunque ambos ofrecen un servicio similar que consiste en mantener la privacidad del usuario, las VPN y los servidores proxy son cosas bien distintas. Las VPN son mucho más eficientes a la hora de navegar de forma anónima, ya que encriptan todo nuestro tráfico y ofrecen un servicio más robusto que normalmente suele tener asociado un coste más elevado a nivel de infraestructuras.

Básicamente, esto se traduce en que las VPN más eficientes suelen ser de pago mientras la mayoría de proxys son gratuitos. Los servidores proxy además solo ofrecen privacidad en el ámbito de nuestro navegador, mientras que con una VPN protegemos todas nuestras salidas a Internet, tanto desde el navegador como desde otras aplicaciones o servicios instalados en el equipo.

Los 5 mejores servidores proxy para el navegador

El funcionamiento de los servidores proxy es bastante sencillo. Escribimos la página que queremos visitar en su buscador y el proxy nos mostrará su contenido en pantalla sin necesidad de que ingresemos directamente en dicha página web. Algunos proxys funcionan mediante la instalación de una extensión para el navegador, mientras otros se limitan a ofrecer una página web con un marco donde se va cargando todo el contenido. ¡Veamos cuales son los más destacados!

HideMyAss

HideMyAss es uno de los servidores proxy más famosos y extendidos de Internet. Ofrece la clásica funcionalidad de ocultar tu IP, junto a algún extra como por ejemplo el bloqueo automático de anuncios emergentes para navegar con mayor tranquilidad. El servicio de proxy funciona mediante una extensión para el navegador (Chrome/Firefox) y es completamente gratuito con conexiones a EEUU, Alemania, Francia y Reino Unido, aunque también ofrecen una mayor protección a través de un VPN premium de pago.

La plataforma de HideMyAss funciona con varios proxys VPN repartidos por todo el mundo, lo que le permite ofrecer una conexión rápida y estable. Pero también tiene sus inconvenientes, y es que se guarda un registro tanto de nuestra IP como del servidor VPN al que estamos conectados en todo momento. Desde HMA argumentan que solo utilizan esta información para mejorar el producto y poco más, pero si necesitas algo más “privado” sin duda deberías buscar en otro sitio. De lo contrario, dale caña porque es uno de los mejores servidores proxy a nivel de servicio.

Entrar en HideMyAss

4everproxy

Uno de los mejores servidores proxy para acceder a YouTube y otros servicios de streaming que utilizan bloqueos regionales. 4everproxy además ofrece un ancho de banda ilimitado, por lo que resulta ideal para ver vídeos en HD sin preocuparnos por consumir más megas de lo permitido.

La calidad del streaming es bastante buena, con poco o nada de buffering o cortes en la reproducción. Una función extra bastante interesante es que automáticamente borra nuestro historial cada 2 horas para no dejar rastro alguno en el navegador.

Este servidor proxy web es de los de toda la vida: una página web con un buscador y dos opciones para seleccionar el WebServer y la localización IP que deseamos (además de otros ajustes interesantes). Sencillo e intuitivo a más no poder.

Entrar en 4everproxy

Hide.me

Si alguna vez te han hablado de servidores proxy gratuitos seguro que te suena hide.me, un servicio que no guarda registros ni información sobre lo que haces en sus servidores. Una vez cierras el navegador, la URL temporal que había sido creada para enmascarar tu identidad se borra automáticamente.

Estamos ante uno de los servidores proxy más rápidos de la actualidad, pudiendo cambiar la localización y gestionar las cookies y demás ajustes de manera ágil y sencilla. La única pega es que el número de servidores gratuitos es bastante limitado: solo nos podemos conectar a EEUU, Alemania y Países Bajos. Eso sí, la interfaz es elegante, profesional dispone tanto de una versión web como de extensiones para Chrome y Firefox.

Entrar en Hide.Me

ProxySite

ProxySite cuenta con un servicio muy similar al de HideMyAss, con una protección similar al de una VPN a la hora de navegar por Internet. Ofrece encriptación SSL, junto a la ocultación de nuestra IP para que podamos acceder a cualquier contenido online sin restricciones.

La plataforma ofrece varios servidores proxy repartidos por todo el mundo, incluido EEUU y Europa, los cuales son gratuitos. También cuenta con un servicio VPN premium, aunque para la mayoría de usos con la versión gratuita tendremos más que suficiente. También permite controlar otros detalles como las cookies, los anuncios, javascript etc., lo cual siempre es de agradecer en estos casos.

Entrar en ProxySite

Whoer

Whoer es un proxy web con características extra de gran ayuda para webmasters y administradores de redes. Permite hacer pings a servidores para controlar sus tiempos de respuesta, recoger información sobre una determinada página web o probar la velocidad de nuestra conexión a Internet.

El proxy web funciona a través de una extensión disponible para Chrome, Firefox, Opera y Yandex, ofreciendo 9 servidores gratuitos entre los que elegir (la mayoría de Europa y Estados Unidos). El servicio al ser gratuito se monetiza mediante anuncios, por lo que no podemos bloquearlos, siendo este el único inconveniente de un servidor proxy de lo más notable en cuanto a especificaciones y rendimiento.

Entrar en Whoer

Post recomendado: Cómo ver YouTube desde el trabajo sin restricciones

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor post de cada día en nuestro canal. O si lo prefieres, entérate de todo via RSS a través de Feedly.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario!
Escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.