Cómo enfriar un móvil que se calienta demasiado

¿Tu móvil se calienta demasiado? Ahora que estamos en verano las temperaturas suben, y eso hace que nuestros dispositivos electrónicos incluido el teléfono, también se calienten más y más fácilmente. Aunque esto no es solo cuestión del calor ambiental, y si nuestro Android se sobrecalienta más de lo normal también puede estar relacionado con un uso intensivo de la CPU, o una batería defectuosa.

¿Por qué se calienta el móvil?

Dejando de lado la causa más evidente para que se caliente un móvil, es decir, que esté expuesto al sol durante mucho tiempo en un día caluroso, las razones más habituales que esgrimen la mayoría de fabricantes son las siguientes.

  • El brillo de la pantalla está demasiado alto.
  • La conexión WiFi ha estado activada durante mucho tiempo.
  • Pasamos mucho tiempo jugando a videojuegos en el móvil.

En la página de soporte de OnePlus también nos explican que el sobrecalentamiento puede ser debido a un problema de baja cobertura o incluso a sincronizaciones pesadas de datos en la nube. Todo ello sin descartar un posible malware en el dispositivo. Las causas pueden ser muchas y variadas, pero la cuestión es, ¿cómo lo enfriamos?

¿Puedo meter mi teléfono en el frigorífico para que se refresque?

Si nuestro móvil está demasiado caliente podemos sentir la tentación de meterlo en el frigo, o incluso en el congelador. Esto es lo que los expertos califican como una “terrible idea”. Aunque solo sea durante un par de minutos, exponer un smartphone a temperaturas extremas hace que los componentes sufran y puede propiciar la aparición de humedades. La receta perfecta para una posible avería bien gorda.

En el caso de que queramos aplicar una receta similar, lo mejor es dejar el móvil en una habitación a oscuras o ponerlo cerca de un ventilador durante un rato.

7 consejos para conseguir que el smartphone se enfríe de forma natural

De todas maneras, si lo que buscamos es llegar a la raíz del problema y lograr una solución definitiva, lo mejor es revisar los puntos que comentamos a continuación.

  1. Apaga el teléfono: Normalmente la gente suele mantener el móvil encendido todo el rato (a menos que se quede sin batería en mitad de la calle). Si nuestro teléfono se calienta demasiado y todavía no sabemos por qué, lo mejor es apagarlo durante un par de horas. Si el problema venía del mal funcionamiento de una app, es posible que con un reinicio recobre su comportamiento habitual.
  2. Actualiza tus aplicaciones: Esta puede parecer una opción “sacada de la manga”, pero lo cierto es que las actualizaciones suelen incluir la reparación de errores y bugs. Dicho esto, si el causante del sobrecalentamiento del teléfono es una app que consume demasiados recursos de forma anómala, podemos solucionarlo actualizando la aplicación.
  3. Quita la funda del teléfono: Las fundas de protección ayudan a mantener el calor, e incluso lo elevan. Si el móvil se calienta demasiado cuando jugamos a juegos pesados, lo mejor es retirar la funda.

    Hay fundas muy chulas, lo malo es que retienen el calor que da gusto.
  4. Cierra las apps que consumen muchos recursos: Si hemos estado jugando a Fortnite durante un buen rato o ejecutando cualquier aplicación que consuma muchos recursos como Facebook o Netflix, lo mejor es cerrarla para que el móvil se rebaje su temperatura.
  5. Revisa las aplicaciones en segundo plano: Aunque no las estemos utilizando activamente, algunas apps pesadas siguen funcionando en segundo plano. Para identificarlas y cerrarlas correctamente, lo mejor es entrar en “Ajustes -> Batería” y ver el consumo que han realizado las aplicaciones desde la última carga. Si vemos que alguna app consume más de lo que debiera, podemos cerrarla pulsando sobre la misma y seleccionando “Forzar detención”. 
  6. Desinstala aplicaciones innecesarias: Llegado el momento deberíamos plantearnos deshacernos de todas esas apps y juegos que no utilizamos. Sin duda, ayudaremos a rebajar la carga de trabajo del teléfono y con ello, a evitar que se caliente más de lo necesario.
  7. Separa el teléfono del resto de dispositivos: Si tenemos costumbre de dejar el móvil encima de otros gadgets y dispositivos electrónicos, o lo guardamos en la mochila junto a la tablet o el portátil, es recomendable apartarlo. El contacto con otros aparatos electrónicos puede provocar sobrecalentamientos.

Después de revisar todos estos puntos, si nuestro teléfono sigue calentándose demasiado es recomendable hacer una copia de los datos y restaurar nuestro Android a estado de fábrica. Si nada de esto funciona, deberíamos llamar al servicio técnico o tramitar la garantía, ya que es posible que la batería esté averiada o se trate de un fallo inherente al teléfono.

Un último consejo: no instales apps que supuestamente enfrían el teléfono

Aunque pueda resultar tentador, es recomendable no instalar ninguna de esas apps que vemos en Google Play que prometen enfriar el teléfono. Normalmente están plagadas de anuncios y es más probable que agraven el problema más que solucionarlo. Además, también tienen fama de ser la puerta perfecta para la introducción de malware. En cualquier caso, lo mejor es mantenerse bien lejos de ellas.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor post de cada día en nuestro canal. O si lo prefieres, entérate de todo via RSS a través de Feedly.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario!
Escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.