Qué son los DNS 9.9.9.9 y cómo configurarlos correctamente

Los DNS o “Domain Name Servers” (Servidores de nombre de dominio) son los sistemas jerárquicos que se encargan de resolver el nombre de una dirección web o URL y convertirlo a un formato que los routers y otros elementos de red pueden entender. Básicamente, hablamos de servidores cuya única función es la de contar con una gran lista de URLs y su correspondiente dirección IP.

Por defecto, cuando nos conectamos a Internet utilizamos los DNS que nos proporciona nuestro proveedor de Internet. Es la manera más sencilla de navegar por la web, y aunque tiene unas ventajas más que evidentes a nivel operativo -imagina que tuvieras que recordar la IP de cada página en lugar de su nombre, sería de locos- también tiene sus inconvenientes: su privacidad es casi nula, y además no suelen ser los más rápidos del mercado. Los DNS alternativos como el de IBM (9.9.9.9), el de Cloudflare (1.1.1.1) o el de Google (8.8.8.8) vienen a rellenar ese hueco…¿pero cómo?

Ventajas de usar un DNS alternativo como el 9.9.9.9 de IBM

Si nos ponemos a pensarlo en frío, un servidor de DNS operado por nuestra compañía telefónica -llámese Movistar, Vodafone, Euskaltel, Claro o el que sea- nos deja bastante vendidos a los usuarios en aspectos cómo la falta de privacidad (nuestro proveedor puede enterarse de todas las páginas que visitamos), el bloqueo de determinadas páginas web que no sean del gusto de nuestra operadora, la falta de protección contra peligros como el phising, o una velocidad que podría ser mayor de contar con unos servidores más rápidos y menos congestionados.

Los DNS alternativos de IBM, también conocidos como Quad9, es una alternativa gratuita orientada a ofrecer una mayor privacidad y una conexión más segura para el usuario. Estos DNS (9.9.9.9) no son tan rápidos como los de Google o Cloudflare (si estáis interesados en configurarlos en vuestro equipo podéis echar un vistazo a este interesante post), pero nos ayudan a que nuestra navegación sea mucho más limpia y fiable.

Para ello los DNS de IBM utilizan listas negras para filtrar webs dañinas y proteger al usuario antes incluso de que llegue a cargar la página en su navegador. Esto lo consigue gestionando todas las peticiones a través de un motor de inteligencia artificial IBM X-Force y 18 bases de datos que se encargan de identificar cualquier posible amenaza.

Los Quad9 de IBM tampoco registran las peticiones que realizan los usuarios, por lo que en este sentido también ofrece mucha más privacidad que los DNS alternativos de Google, por ejemplo.

Evidentemente aquí nos toca dar un pequeño salto de fe, y es que estaríamos pasando el control de nuestra navegación desde nuestra operadora a la gente que gestiona los DNS de Quad9. ¿Son más fiables unos que otros? En principio deberíamos pensar que sí, ya que se comprometen a llevar una conducta más respetuosa con nuestros datos. Además, este es un proyecto realizado en colaboración con la Global Cyber Alliance, una organización internacional dedicada a erradicar las cyber-amenazas y mejorar la seguridad de las conexiones a Internet, lo cual de entrada ya nos debería otorgar cierta tranquilidad en este aspecto.

Cómo configurar los DNS Quad 9 de IBM en tu dispositivo

Si estamos interesados en probar los DNS 9.9.9.9 de IBM en un ordenador con Windows podemos hacerlo siguiendo estos pasos (si tienes un Mac puedes echar un vistazo AQUÍ).

  • Abre el Panel de Control.
  • Ve a “Centro de redes y recursos compartidos -> Cambiar configuración del adaptador”.

  • Pulsa sobre la red Ethernet o WiFi a la que estás conectado y haciendo clic derecho selecciona “Propiedades”.
  • Haz clic sobre “Protocolo de Internet versión 4” (o versión 6 si utilizas IPV6) y pulsa en “Propiedades”.
  • Si ya dispones de un servidor DNS configurado, anótalo en algún lugar por si en el futuro quieres volver a tu DNS habitual.
  • Pulsa sobre la casilla “Usar las siguientes direcciones de servidor DNS” e introduce estas DNS:
  • IPV4: 9.9.9.9 (preferido) y 149.112.112.112 (alternativo).
  • IPV6: 2620:fe::fe (preferido) y 2620:fe::9 (alternativo).
  • Pulsa en “Aceptar”, cierra la ventana y reinicia tu navegador. ¡Fin de la configuración!

Configuración de los DNS en Android

Si queremos aplicar los DNS de IBM en nuestro móvil o tableta Android los pasos a seguir serían los siguientes.

  • Despliega el menú de “Ajustes” de Android y ve hasta “Redes e Internet -> Wifi”.
  • Realiza una pulsación larga sobre la red wifi a la que estás conectado y selecciona “Modificar red”. Si tu móvil tiene Android 10 basta con pulsar sobre la red y elegir el icono con forma de lápiz que aparece en la parte superior de la pantalla.
  • Pulsa sobre “Opciones avanzadas” y en el campo “Ajustes de IP” selecciona “IP estática”.
  • Esto desplegará un nuevo menú donde sustituiremos las DNS que vienen por defecto por 9.9.9.9 (DNS1) y 149.112.112.112 (DNS2).
  • Guarda los cambios.

Si tenemos dudas o queremos saber más sobre las DNS de IBM Quad9 es recomendable echar un vistazo a la página web oficial de Quad9, donde encontraremos más información sobre este servicio.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor post de cada día en nuestro canal. O si lo prefieres, entérate de todo desde nuestra página de Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario!
Escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.