Cómo borrar archivos temporales en Windows 10

Con el simple uso diario de nuestro PC, el sistema genera archivos temporales en nuestro equipo. Esto hace que el espacio de almacenamiento del disco duro se vea reducido, y con el paso del tiempo puede constituir un gasto notable de megas que podríamos aprovechar para otras cosas, como guardar archivos o instalar nuevas aplicaciones.

Al fin y al cabo, no son más que ficheros residuales, y se pueden eliminar sin problemas ni repercusiones para el usuario. Tal y como indicábamos en el post “Cómo optimizar Windows 10 al máximo”, borrar los archivos temporales de Windows no solo nos servirá para liberar espacio, sino que también ayudará a que el funcionamiento del ordenador sea más fluido.

Cómo borrar archivos temporales en Windows 10

Durante los años en los que estuve trabajando como técnico de soporte la limpieza de todos estos archivos residuales era una labor habitual, y os puedo asegurar que en determinadas situaciones mejora notablemente el rendimiento de nuestro PC.

En este sentido, existen dos formas de eliminar los ficheros temporales. Podemos usar el método “rápido” o el método estándar. Veamos cómo funciona cada uno de ellos.

Eliminando archivos temporales en Windows (método rápido)

Si utilizas programas que generan archivos temporales muy pesados y tienes poco espacio libre en tu disco duro puedes eliminar todos estos ficheros de una forma realmente sencilla y directa:

  • Ve al buscador de la barra de tareas del escritorio y escribe “%temp” (sin comillas) y pulsa enter.

  • Esto abrirá automáticamente una carpeta dentro de la ruta C:\Users\Tu_usuario\AppData\Local\Temp. Esta es la carpeta donde se almacenan todos los archivos temporales generados en tu PC.

  • Pulsa Ctrl + E para seleccionar todo el contenido de la carpeta “Temp” y pulsa la tecla “Supr” para mandar todos esos archivos a la papelera. A continuación, vacía la papelera de reciclaje.
  • Si lo prefieres, en lugar de presionar la tecla “Supr” también puedes usar la combinación de teclas “Shift + Supr” para eliminar todos los archivos de forma definitiva sin pasar por la papelera de reciclaje.

Nota: Es recomendable cerrar todos los programas antes de vaciar la carpeta de archivos temporales. Si alguno de estos ficheros está en uso mientras hacemos el borrado el sistema no nos dejará eliminarlo.

Es importante aclarar que hacer un borrado de este tipo no se borra ningún dato personal ni es necesario volver a configurar ninguna aplicación. Cuando el programa necesite un archivo temporal simplemente volverá a generarlo de forma automática. Es por este motivo por lo que resulta recomendable eliminar la carpeta de temporales de manera periódica cada 3 o 4 meses.

Borrando ficheros temporales mediante el método estándar

Si todo esto te parece demasiado complicado también puedes usar el asistente facilitado por el propio Windows para hacer este tipo de limpiezas.

  • Pulsa sobre el botón de inicio de Windows 10 y entra en “Configuración -> Sistema -> Almacenamiento”.
  • Aquí verás un menú con un desglose de cómo está repartido el espacio en tu disco duro o unidad SSD. Pulsa sobre “Archivos temporales”.

  • En esta nueva ventana Windows nos mostrará una lista con todos los archivos que se pueden eliminar. Marca la casilla de los archivos que quieres borrar: personalmente te recomiendo que no marques todas las casillas, dejando libre la carpeta de “Descargas”. ¡De lo contrario perderás todos los archivos descargados en la carpeta de descargas de tu perfil de usuario!

  • Para borrar los archivos seleccionados simplemente pulsa sobre “Quitar archivos”. ¡Listo!

Como veis el método estándar no es tan “instantáneo” como el método rápido, aunque nos permite eliminar un mayor número de archivos temporales del sistema y tener un mejor control sobre lo que estamos haciendo en todo momento.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor post de cada día en nuestro canal. O si lo prefieres, entérate de todo desde nuestra página de Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario!
Escribe aquí tu nombre
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Informe adicional: Más información en nuestra política de privacidad y aviso legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.