4 métodos para grabar llamadas telefónicas en Android

Existen muchas razones por las que podemos necesitar grabar una llamada de teléfono: para dejar constancia de un acuerdo con un cliente, para disponer de una entrevista/reunión y transcribirla a texto posteriormente, además de un largo etcétera. En definitiva, normalmente lo que necesitamos es tener una prueba de que dicha conversación se ha producido, de la misma forma que tomamos notas por escrito. Algo bastante lógico y comprensible, ¿verdad?

Sin embargo, a día de hoy Android no cuenta con una herramienta nativa para grabar llamadas telefónicas, y es que el sistema simplemente ni siquiera lo contempla. Ahora bien, como suele pasar en estos casos siempre hay un roto para un descosido, y la grabación de llamadas en Android también es posible a nada que rasquemos un poco en busca de soluciones.

¿Es legal grabar una llamada de teléfono?

Antes de meternos en harina es importante dejar claro las derivaciones legales que conlleva la acción de grabar una llamada. Todo depende de la legislación que se aplique en nuestra región, estado o país: en algunos se requiere el consentimiento expreso de la otra persona que participa en la llamada, y en otros debe aceptarse la grabación por parte de ambos interlocutores. Aunque todo esto también puede tener variaciones legales dependiendo de si se trata de una grabación para uso personal o tenemos pensado difundir su contenido.

Para que nos hagamos una idea, por ejemplo en España, tal y como indica Hipertextual, la legislación contempla el registro y grabación de llamadas de la siguiente manera:

  • Grabaciones propias: Se permite grabar una conversación siempre y cuando sea una grabación propia, esto es, que quien esté grabando sea sujeto activo y partícipe de la misma. Es decir, una grabación es legal si los que participan en ella saben que están siendo grabados y dan su consentimiento explícito.
  • Grabaciones ajenas: De la misma forma, la grabación de una llamada telefónica ajena, en la que nosotros no participamos, es ilegal ya que atenta contra la intimidad de las personas. Según el código penal español puede llevar una pena de entre uno y cuatro años de cárcel y multa de entre 12 y 24 meses.

Así mismo, también hay que diferenciar entre grabación y difusión. Si grabamos una conversación para uso personal pero no la difundimos a terceras personas, es completamente legal. Incluso si no tenemos el consentimiento expreso de la otra persona.

Por otro lado, si difundimos una grabación sin el consentimiento de la otra persona si que estaríamos incurriendo en un delito, aunque existen varias excepciones, como la obtención de pruebas en procesos judiciales o conversaciones de interés informativo por parte de periodistas y medios de comunicación.

En resumidas cuentas, podemos grabar una conversación telefónica, tanto si tenemos el consentimiento de la otra persona como si no, siempre y cuando participemos en la conversación y solo utilicemos la grabación para uso personal.

Google está en contra de las grabaciones de teléfono

Por todas estas razones, y porque en cada país la legislación en diferente, Google nunca se ha mostrado muy a favor de este tipo de actividades. Por eso, la API oficial que servía para grabar llamadas fue retirada con el lanzamiento de Android 6.0 Marshmallow.

A partir de aquí los desarrolladores siguieron buscando soluciones alternativas para mantener esta funcionalidad, pero finalmente con el lanzamiento de Android 9.0 Pie Google bloqueó completamente la posibilidad de grabar llamadas en Android.

A día de hoy, si tenemos un móvil con Android 9 o superior es necesario que hagamos root en nuestro terminal de tal forma que podamos utilizar apps de terceros para registrar las grabaciones. Hay rumores de que la grabación de llamadas podría volver oficialmente a Android, pero por ahora no hay nada confirmado, y realmente no son más que eso: rumores.

Método #1: Utiliza una grabadora de voz digital

Por tanto, si queremos grabar una conversación telefónica nos toca tirar de trucos o soluciones alternativas. El primero y más sencillo de todos es optar por el método old-school, las grabadoras de voz.

Lo bueno de las grabadoras es que no necesitamos conocimientos técnicos, ni rootear el teléfono ni instalar ninguna app. Basta con adquirir uno de estos dispositivos –podemos encontrarlos por poco más de 20 euros en Amazon- y grabar la llamada a través de los altavoces del teléfono. La calidad no será la mejor del mundo, pero ya sabéis lo que dicen: la belleza de las cosas simples.

Ver grabadoras de voz digitales en Amazon

Método #2: Aprovecha tu móvil o tablet vieja para grabar las llamadas

Las grabadoras digitales están muy bien, pero si ya tenemos en casa un segundo teléfono o tablet, podemos ahorrarnos el gasto y utilizar ese dispositivo como grabador improvisado. La gran mayoría de móviles suelen incluir de serie alguna app para grabar sonidos usando el micrófono, por lo que en muchos casos ni siquiera necesitaríamos instalar nada. Simplemente hacer la llamada y poner el mano libres, mientras con el otro móvil grabamos toda la conversación.

Si nuestro Android no incluye ninguna utilidad de este tipo siempre podemos instalar alguna app dedicada como “Grabadora de voz – ASR”, “Easy Voice Recorder” o “Hi-Q MP3 Recorder”.

Grabadora de voz - ASR
Grabadora de voz - ASR
Developer: NLL
Price: Free
Grabadora de Voz Fácil
Grabadora de Voz Fácil
Developer: Digipom
Price: Free

Método #3: ¿Vives en EEUU? Entonces instala Google Voice

La forma “más oficial” (si es que ese término existe) de grabar llamadas en Android pasa por utilizar Google Voice. Este es un servicio que solo funciona en Estados Unidos, y solo permite grabar las llamadas entrantes, pero no deja de ser una opción bastante válida y fácil de implementar.

Google Voice nos asignará un número de teléfono virtual, dándonos la opción de redirigir todas las llamadas de nuestro número habitual al nuevo número de Google. Una vez tenemos todo configurado, accedemos a los ajustes de nuestra cuenta de Google Voice, entramos en “Settings” y activamos la opción “Incoming call options”. Una vez hecho esto, cuando recibamos una llamada solo tenemos que pulsar sobre el número 4 del teclado para comenzar a grabar la llamada.

Registrarse en la web de Google Voice

Google Voice
Google Voice
Developer: Google LLC
Price: Free

Método #4: Instala una app para grabar llamadas

Como hemos comentado al principio del post, los terminales con Android 9.0 y superior necesitan permisos root para que las apps de grabación de llamadas puedan hacer su trabajo. Por suerte, si tienes un móvil con Android 8.0 o una versión anterior puedes instalar cualquiera de estas apps para grabar llamadas sin ningún problema.

Puedes descargar una app gratuita como Automatic Call Recorder o Cube ACR, aunque la verdad es que si entramos en la Play Store veremos que hay muchas otras alternativas similares. ¡Elige la que más te guste!

Call Recorder
Call Recorder
Developer: Appliqato
Price: Free

Personalmente no soy muy amigo de este tipo de aplicaciones, ya que su uso supone dar acceso a una app de terceros a un contenido tan delicado como son las conversaciones telefónicas. Por el bien de nuestra privacidad lo más recomendable sería instalar estas apps únicamente de manera puntual, y una vez haya cumplido su cometido desinstalarla inmediatamente.

¿Conocéis algún otro método para grabar llamadas en Android? Si es así no dudéis en dejar vuestra recomendación en la zona de comentarios.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor post de cada día en nuestro canal. O si lo prefieres, entérate de todo via RSS a través de Feedly.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario!
Escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.