España considera los videojuegos patrimonio cultural del país

La Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados ha aprobado una iniciativa por la cual la Biblioteca Nacional deberá conservar una copia de todos los videojuegos desarrollados en España.

Hasta ahora, la conservación de los videojuegos era una tarea que teníamos pendiente en España, así como en muchas otras regiones del mundo, donde los videojuegos todavía no se consideran una forma de arte, y mucho menos parte del patrimonio cultural del país.  

Algo que, salvo sorpresa de última hora, cambiará a partir de ahora, al menos en España. Lo que se ha aprobado en el congreso estos días es una propuesta de reforma de las funciones del depósito legal. Dejando los tecnicismos de lado, de ahí saldrá un proyecto de ley que después tendrá que ser ratificado por el Senado.

A partir de ese momento, una vez aprobada la ley la Biblioteca Nacional tendrá que añadir al depósito legal todos los videojuegos desarrollados en España. De esta forma, se conservará una copia digital de cada título, así como una versión física del juego en caso de que la hubiera.

Hasta ahora el estado preservaba ciertos contenidos audiovisuales, como películas o música, pero los videojuegos no entraban dentro de esta catalogación. Algunas organizaciones habían mostrado su interés por la preservación de los videojuegos, pero hasta el momento este tipo de iniciativas no habían recibido una cobertura legal por parte de la Administración.

El desarrollo de videojuegos en España, un sector en alza

Imagen de Blasphemous, por The Game Kitchen.

Sin duda nos encontramos ante una excelente noticia, no solo por todo lo que supone para la preservación de juegos de los años 70 y 80 creados en España, los cuales ya no se pueden encontrar, sí acaso acudiendo a páginas web de aficionados o a repositorios de abandonware.

La industria del videojuego en España se encuentra en un momento bastante dulce en la actualidad, con desarrolladores como The Game Kitchen y su juego Blasphemous, un metroidvania con marcadas influencias visuales tomadas del arte religioso y la iconografía de Sevilla. O Jankenteam, que ha realizado el nuevo remake de Alex Kidd para consolas de nueva generación.

Tampoco nos podemos olvidar de otras compañías como Nomada Studio y su hermoso y delicado Gris, o el más reciente Narita Boy, un bombazo de acción y aventuras con estética retro.

Está claro que España no tiene grandes estudios AAA como podría ser un Ubisoft o un Naughty Dog, pero sin duda está brillando con luz propia en la escena indie. Ahora con la implementación de esta nueva ley al menos se les podrá prestar la atención y el interés que merecen como patrimonio cultural de pleno derecho, igual de importantes o más, que el resto de medios audiovisuales.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor post de cada día en nuestro canal. O si lo prefieres, entérate de todo desde nuestra página de Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario!
Escribe aquí tu nombre
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Informe adicional: Más información en nuestra política de privacidad y aviso legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.