Cómo instalar la Google Play Store en cualquier dispositivo Android

La tienda de Google Play es la principal herramienta que tenemos en Android para instalar aplicaciones y juegos. Una aplicación que de hecho, viene preinstalada de serie en la mayoría de tablets y teléfonos móviles Android. Pero, ¿qué pasa si un dispositivo no está certificado por Google y no incluye la Google Play Store instalada de fábrica?

Determinados smartphones chinos, así como las tablets de Amazon Fire, ciertos lectores de ebooks y emuladores, no incluyen la tienda de aplicaciones de Google por defecto. Cada dispositivo es un mundo, y aunque el proceso que vamos a explicar a continuación puede no servir para todos, sin duda cubrirá un amplio rango de casuísticas. Luego tenemos dispositivos que cuentan con su propio proceso de instalación, como por ejemplo los móviles de Huawei, en cuyo caso tendremos que buscar un tutorial específico para nuestro hardware.

Advertencias y consideraciones previas

Por otro lado, aunque consigamos instalar la Play Store, el hecho de que la aplicación no venga preinstalada de serie también puede ocasionarnos ciertos problemas. De entrada, nuestro terminal no será capaz de superar el test de SafetyNet de Google, lo que significa que algunas aplicaciones no funcionarán correctamente –véase Google Pay- y otras ni siquiera podrán ser instaladas. También podríamos encontrarnos con otros obstáculos variados, aunque eso dependerá de la versión de Android que utilicemos.

Antes de lanzarnos a la piscina, tampoco debemos olvidarnos de las alternativas. Android cuenta con varias tiendas de aplicaciones y repositorios de software compatibles aparte de la Google Play Store de toda la vida. Tiendas como la Amazon Appstore, F-Droid o la mítica APK Mirror. Para más información echa un vistazo al post “7 alternativas a Google Play: Otros repositorios de apps para Android”.

Guía para instalar Google Play Store en cualquier terminal Android

El primer paso para iniciar el proceso de instalación de Google Play pasa por habilitar la instalación de aplicaciones de origen desconocido. Esto nos permitirá instalar aplicaciones mediante archivos APK, que será justo lo que utilizaremos para instalar la Play Store en nuestro dispositivo.

  • Abre el menú de “Ajustes” o “Configuración” de tu Android.
  • Si tu menú de ajustes incorpora un buscador en la parte superior de la pantalla, escribe “aplicaciones desconocidas”, “fuentes externas”, “origen desconocido” o términos similares. El nombre puede variar de un sistema o dispositivo a otro.
  • Si no obtienes ningún resultado entra en “Aplicaciones y notificaciones -> Acceso especial de aplicaciones -> Instalar aplicaciones desconocidas”.
  • En algunas versiones de Android también puedes encontrar esta opción dentro de la sección de “Privacidad / Seguridad”.
  • Dependiendo también de nuestra versión de Android, encontraremos un único botón para activar la instalación de aplicaciones desconocidas o un botón de activación individual para el navegador, otro para el gestor de archivos etc. Por ejemplo, si usamos el navegador para descargar el APK de Google Play, tendremos que autorizar la descarga de aplicaciones desconocidas en el navegador (en el ejemplo del pantallazo que veis abajo sería Chrome).

1. Identifica la arquitectura de tu CPU y la versión de Android de tu dispositivo

Los ficheros necesarios para instalar la Play Store variarán dependiendo de nuestra versión de Android y la arquitectura de hardware del dispositivo. Por eso es muy importante que identifiquemos esta información antes de empezar a descargar nada.

Para ello podemos navegar entre los ajustes del sistema operativo, aunque la manera más sencilla de hacerlo es entrando en WhatDevice.app. Se trata de una aplicación web que cuyo único objetivo es facilitar información técnica del dispositivo que está accediendo a la página. Anota la versión del sistema operativo y la arquitectura (debería ser algo así como armv8l, x86_64 y similares).

Si WhatDevice no muestra la información que necesitamos (algunos navegadores suelen bloquear el acceso a este tipo de información) podemos instalar una app llamada “Device Info HW” disponible en formato APK desde el repositorio de APK Mirror AQUÍ. Descarga el paquete de instalación desde el navegador, ábrelo y la herramienta se instalará automáticamente. Encontraremos la versión de Android dentro de la pestaña “General” y la arquitectura de la CPU en “SOC -> ABI”.

Si todo ha ido bien, en estos momentos tendremos en nuestro poder 2 datos: la versión de Android instalada y la arquitectura de la CPU. ¡Ya casi estamos, amigos!

2. Descarga la Play Store de Google

El siguiente paso consiste en descargar los archivos APK de instalación necesarios para correr la Google Play Store en nuestro terminal. En total tendremos que descargar 4 aplicaciones (IMPORTANTE: Descarga pero todavía no instales ninguna de estas aplicaciones):

  • Google Account Manager: Si tienes Android 7.1.2 o una versión superior, descarga la versión Google Account Manager 7.1.2 desde APK Mirror AQUÍ. Si tienes una versión anterior de Android, entra AQUÍ y descarga la versión de Google Account Manager que más se acerque a tu versión de Android.
  • Google Services Framework: En este caso haremos lo mismo. Entramos en el repositorio de Google Services Framework AQUÍ y descargamos la variante que más se acerque a nuestra versión de Android. Por ejemplo, si tenemos Android 9.0 descargaremos la versión de Google Services Framework 9.
  • Google Play Services: Este es uno de los componentes más esenciales de la Play Store. Entra en el repositorio de APK Mirror AQUÍ y descarga la variante más reciente que encaje tanto con tu versión de Android como con la arquitectura de la CPU. Estos son los 2 datos que hemos recogido en el paso anterior gracias a la utilidad de WhatDevice.
  • Google Play Store: Por último descargaremos la versión más reciente de Play Store. Por suerte, Google solo tiene una única variante que funciona con todas las arquitecturas y versiones de Android, por lo que basta con seleccionar y descargar la versión más reciente disponible que no esté etiquetada como “versión beta”. Puedes encontrar el repositorio de descargas AQUÍ.

Las primeras 3 aplicaciones son necesarias para poder gestionar los servicios básicos y APIs de Google. La cuarta app en discordia es la propia tienda de Google Play. ¿Estás preparado? Ya solo nos queda instalar las APKs y por fin tendremos acceso a la Play Store. ¡Vamos allá!

3. Instala la Google Play Store

Para instalar todos los paquetes de instalación que acabamos de descargar en formato APK abre un explorador de archivos y navega hasta la carpeta de “Descargas” (o “Downloads” si está en inglés). Si no tienes ninguno instalado puede descargar uno desde APK Mirror, como por ejemplo ASTRO o Files de Google.

Ahora abre los paquetes de instalación que has descargado en el punto anterior en el siguiente orden. Una vez completada la instalación de cada uno de los componentes no pulses sobre “Abrir” (basta con que vayas atrás o simplemente selecciones “Listo”).

  • google.gsf.login
  • google.android.gsf
  • google.android.gms
  • android.vending

Una vez instaladas las 4 aplicaciones reinicia el dispositivo. Verás cómo ahora sí que aparece la Play Store junto al resto de aplicaciones disponibles en el móvil o tablet. Ábrela, inicia sesión con tu cuenta de Google y ya lo tendrás todo preparado para descargar e instalar cualquier app o juego de la tienda. ¡Conseguido!

Nota: Si alguno de los componentes de Play Store no se ha instalado lo más probable es que no hayamos descargado la versión correcta del software. Asegúrate de haber anotado correctamente la versión de Android + arquitectura de tu CPU y vuelve a intentarlo de nuevo.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor post de cada día en nuestro canal. O si lo prefieres, entérate de todo desde nuestra página de Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario!
Escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.