ChatGPT nos va a enterrar a todos los creadores de contenido

No será hoy ni será mañana, pero llegará un día en el que la inteligencia artificial de ChatGPT (o cualquiera de los sucedáneos que lleguen después) sustituirá de manera efectiva a la mayoría de creadores de contenido escrito. Lo siento, pero después de varios días probando la aplicación es la única conclusión certera que he sacado. Y resulta ciertamente terrible.

Si todavía no conoces esta endiablada aplicación, ChatGPT es una IA conversacional con la que puedes hablar y obtener respuestas apenas indistinguibles de las que te daría un humano con una dialéctica bastante bien elaborada y mucha información al alcance de su mano.

Como curiosidad o divertimento, la aplicación desarrollada por OpenAI puede darnos mucho juego y podemos entretenernos con ella tanto como nuestra imaginación pueda dar de sí. ¿Acaso no te intriga saber cual es la opinión de una IA sobre temas tan interesantes el fin del mundo, la rebelión de las máquinas o el sentido de la vida?

Todo este aspecto de ChatGPT está muy bien para pasar el rato, pero donde está el verdadero filón de este tipo de tecnologías es en su capacidad de crear textos escritos de calidad periodística. Y eso no es todo, ya que ChatGPT también puede programar. Ojo.

ChatGPT es un trabajador eficiente, pero todavía tiene muchas lagunas

Por ahora su capacidad está bastante limitada, ya que ChatGPT no está conectado a Internet. Además, aunque ha sido “alimentado” con todo el contenido escrito que hay en la red, solo tiene información previa a 2021. O dicho en otras palabras: ChatGPT no puede escribir noticias.

Muchos editores web y directores de periódicos online estarán frotándose las manos, ya que pensarán que pueden usar esta tecnología para escribir cientos de artículos “atemporales” (contenido evergreen lo llaman en el argot). ¡No tan rápido!

Aquí es donde entraríamos en otra de las grandes limitaciones de ChatGPT, y es que no ofrece ningún tipo de referencias o fuentes que verifiquen de dónde ha tomado la información que te está facilitando. Esto no sería un problema si no fuera porque ChatGPT es menos fiable que una pistola de feria.

Efectivamente, esta maravillosa IA conversacional te puede escribir un tutorial sobre hacer pan casero, por ejemplo. Todo ello con un gran lujo de detalles. Pero es probable que se le olvide mencionar que tienes que usar levadura, harina o cualquier otro ingrediente esencial.

ChatGPT tampoco es capaz de profundizar demasiado en ningún tema, y una vez empiezas a usarlo te das cuenta de que enseguida se le empiezan a notar las costuras. Pero claro, estamos en 2023, y esto es prácticamente el comienzo de una larga carrera que no parece que vaya a acabar muy bien para todos esos humanos que nos dedicamos a escribir contenido en internet.

Redactores y creadores de contenido: ¿una profesión obsoleta?

Algo irónico si tenemos en cuenta que hasta ahora hemos sido los humanos corrientes y molientes los que nos hemos encargado de llenar internet de contenido más o menos valioso. ¿Os imagináis un futuro en el que casi todos los artículos, guiones y noticias estén redactados por una IA? Pues no imaginéis demasiado, porque como esto funcione de verdad, eso es lo que vamos a tener de aquí a 10 o 15 años.

Algunos artistas ya han comenzado a denunciar a otras Inteligencias Artificiales como Midjourney y Stable Diffusion por saltarse los derechos de autor a la hora de copiar su estilo y arte para generar imágenes. Me pregunto si los periodistas y redactores tendremos algún tipo de derecho sobre las palabras que publicamos, aunque ya me estoy imaginando la respuesta.

En cualquier caso, la cosa no pinta nada bien, e incluso Google ha pisado el acelerador para no quedarse atrás en esto de los chats conversacionales, y sacar lo más pronto posible toda la artillería de la que dispone. Y Microsoft por su parte también ha doblado la apuesta y hace un par de días ya ha anunciado una inversión “multimillonaria” en OpenAI, la compañía detrás de ChatGPT.

Si estás estudiando la carrera de periodismo no le pierdas la pista a este tipo de nuevas tecnologías, ya que en un futuro podrían ser tus competidores en tu próxima entrevista de trabajo. En caso de que todavía queden redactores humanos escribiendo contenido para internet, claro.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor post de cada día en nuestro canal. O si lo prefieres, echa un vistazo a nuestro perfil de Instagram.

6 COMENTARIOS

  1. Tiene cosas divertidas. Hace algún tiempo le pedi que me diera el título de una película con un argumento un poco vago que le dí, me dió un título de una película argentina, con un director y actores. La película no existía. jajaja

  2. Hay varias inteligencias artificiales conversacionales por ahí cocinándose que en algunas cosas son mejores o peores que ChatGPT.
    Yo no me iría a 10 años, ya hay gente que ha hecho pruebas de hacer un vídeo profesional solo con IA y le ha salido bien. Habrá tenido que usar 4 plataformas distintas pero lo ha hecho. Puedes poner hasta a alguien en tu canal de Youtube que no existe para que hable los scripts que tú le has pedido a la IA que redacte

  3. Hola. Muy buen artículo. De hecho si es cierto, yo también tengo la sensación de que se va a acabar con la profesión de creador de contenido, al menos tal y como la conocemos, además de muchas otras profesiones, como las cosechadoras acabaron con los segadores. Pero es ley de vida, no se puede ir contra el progreso ( es un dicho de toda la vida) y hay que adaptarse o morir y de hecho muchos morirán en la transición.
    ¿Que hacer a partir de ahora? Se pueden escribir ríos de tinta. Hay una revolución a la vuelta de la esquina!

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario!
Escribe aquí tu nombre
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Informe adicional: Más información en nuestra política de privacidad y aviso legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.