Top 5 Esta Semana

Posts relacionados

¿Por qué los Blu-rays a 1080p se ven mejor que el streaming 4K?

El otro día estuve en casa de un amigo que le gusta mucho el cine y tiene una gran colección de discos Blu-ray en su casa. Me quedé realmente sorprendido al ver la calidad de imagen de esas películas, yo que estoy acostumbrado a ver contenido en 4K. ¿Cómo es posible que los Blu-rays todavía se sigan viendo tan bien?

De hecho, la cosa no es que los Blu-rays “se vean bien”, sino que en muchas ocasiones la calidad de imagen es incluso mejor que la de un streaming a 4K Ultra HD. Y eso que el Blu-ray estándar por lo general juega en una liga “menor” como es la resolución FullHD a 1080p.

¿Es posible que un Blu-ray a 1080p se vea mejor que un streaming con resolución 4K?

Por supuesto. Y es que la calidad con la que percibimos un video no solo depende de su resolución. Cuando hablamos de videos a 1080p o a 4K lo único que estamos referenciando es el número de píxeles utilizados para mostrar la imagen que vemos en pantalla.

Un video en resolución Full HD tiene 2.073.600 píxeles (o lo que es lo mismo, 1920 x 1080 píxeles), mientras que un video en 4K Ultra HD tiene una resolución cuatro veces mayor con más de 8 millones de píxeles para cada imagen (o lo que es lo mismo, 3840 x 2160 píxeles).

Pero eso no significa necesariamente que el streaming en 4K sea mejor, ya que también hay que tener en cuenta el nivel de compresión del video, que puede hacer que las imágenes se vean pixeladas, o la tasa de bits que se emplean a la hora de generar cada uno de los fotogramas.

Bitrate o tasa de bits

El “bitrate” de un video expresa la cantidad de datos (bits) empleados para representar cada uno de los fotogramas. Cuanto mayor sea el bitrate, por tanto, mayor calidad de imagen obtendremos en general.

Para que nos hagamos una idea, el típico streaming en calidad 4K Ultra HD emplea unos 25Mbps, mientras que un disco Blu-ray estándar suele tener una velocidad de lectura de unos 40Mbps. Es decir, que los discos Blu-ray transmiten casi el doble de información por segundo.

Densidad del color

La densidad del color es un término que se emplea para expresar el número de colores empleados para mostrar una imagen.

Al tener una mayor tasa de bits, los Blu-ray pueden reproducir más información en pantalla, lo que también se traduce en una mayor gama de colores. Esto sin duda ayuda a que la imagen también se vea más detallada y con más matices en las escalas de color.

Rango dinámico

Por otro lado, el rango dinámico representa los diferentes niveles de brillo que se pueden mostrar en un video. Este es un aspecto esencial para que una imagen se vea más viva, con blancos más brillantes y negros más oscuros. Un imprescindible en videos donde hay muchas escenas de noche o con muchas luces y sombras.

Aquí el streaming suele sacarle ventaja al Blu-Ray gracias a su formato 4K con HDR, y es que en los discos Blu-Ray estándar de 1080p no ofrecen HDR de serie (a menos que tengas un Blu-Ray con resolución 4K HDR, claro).

Nivel de compresión

Este es un aspecto esencial, ya que todos los videos deben comprimirse para reducir el espacio de almacenamiento que ocupan en un disco (o en un servidor de streaming). Cuanto mayor sea el nivel de compresión menor será la calidad de la imagen, que mostrará pérdida de detalles, definición y pixelados.

En el streaming esto es un problema bastante grave, ya que muchas series y películas tienen un nivel de compresión muy alto para que se puedan transmitir en streaming más fácilmente, y es algo que afecta muchísimo a la experiencia final. Con los años plataformas como Netflix y otras grandes compañías han conseguido mejorar sus algoritmos de compresión, pero todavía siguen sin ser perfectos.

Además, los Blu-rays tienen la ventaja del formato físico, y por tanto no dependen de la calidad de nuestra conexión a internet, por lo que se pueden permitir aplicar un nivel de compresión mucho menor.

Conclusión

Por si todo esto no fuera suficiente, las técnicas de reescalado inteligente que incorporan muchos televisores modernos permiten aumentar la resolución 1080p nativa de los Blu-rays para que la diferencia de píxeles se nota todavía menos.

En definitiva, si tienes Blu-rays por casa no los tires a la basura. Y recuerda que el streaming también tiene una gran desventaja, y es que en el momento en el que dejar de pagar la suscripción también dejas de tener acceso a todo tu contenido.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor post de cada día en nuestro canal. O si lo prefieres, echa un vistazo a nuestro nuevo canal de WhatsApp.
Aitor Eizagirre
Aitor Eizagirre
Editor y fundador de El Androide Feliz. Después de trabajar casi una década como soporte técnico, llevo desde 2015 escribiendo tutoriales, noticias y reviews sobre Android, Windows y tecnología en general.

3 COMENTARIOS

  1. Igual pasa con los dvd, tienen una buena imagen y excelente sonido aunque ya sean poco producidos.

    Por cierto, al descargar un bdrip no vas a tener la misma calidad que el blueray físico. Por como explica arriba, es por la comprensión que se le aplica.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario!
Escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

posts populares