Top 5 Esta Semana

Posts relacionados

¿Tu móvil se calienta demasiado? 5 consejos para solucionarlo

Nos encontramos en un punto en el que los fabricantes de smartphones han optimizado tanto el proceso de fabricación de chips, pantalla, componentes y batería que ya no es tan habitual que los móviles se calienten tanto como antaño.

El sistema operativo de Android también ha ido mejorando su consumo y rendimiento con cada nueva versión, por lo que a menos que tengamos un problema serio lo más probable es que el teléfono se mantenga fresco como una rosa la mayoría del tiempo. Lamentablemente eso no siempre ocurre, y a veces el terminal puede llegar a sobrecalentarse de manera inesperada. ¿Cómo lo podemos solucionar?

5 consejos para solucionar problemas de sobrecalentamiento en un dispositivo Android

Dicho esto, si nuestro móvil se calienta de una manera alarmante lo más probable es que la batería también se agote más rápido de lo habitual. Las baterías de litio están diseñadas para funcionar en un entorno fresco, y el calor solo hará que se descargue más rápido.

Por tanto, lo primero que haremos será intentar averiguar qué es lo que está haciendo que la batería se caliente tanto.

1- Revisa las apps que más batería consumen

Si la batería de tu móvil se calienta mucho puede que el causante sea una app que está ejecutándose en segundo plano y/o consumiendo muchos recursos. En las versiones más recientes de Android puedes ver fácilmente cuales son las apps que más batería consumen haciendo lo siguiente:

  • Abre el menú general de “Ajustes”.
  • Entra en “Batería -> Uso de batería”.
  • Aquí verás un desglose de las apps que más batería consumen. Revisa si hay alguna app que te llame la atención o que consuma mucho más que el resto. Procede a reinstalar esa app, o en su defecto, a desinstalarla por completo.

También puedes abrir el desplegable “Ver por aplicaciones” y seleccionar “Ver por sistema”. Esto te permitirá ver qué componentes son los que más batería consumen (CPU, pantalla, red móvil, Wi-Fi, GPS, etc.).

Si notas, por ejemplo, que la red móvil consume muchísima batería prueba a cambiar el tipo de red (de 5G a 4G). Si la pantalla gasta mucha batería prueba a reducir el brillo de la pantalla, o a desactivar el GPS si ves que provoca un consumo excesivo de energía.

2- Actualiza Android y todas tus aplicaciones

Si no detectas ningún comportamiento anómalo en ninguna aplicación en concreto, es posible que sea el propio sistema el que tenga algún bug o mal funcionamiento general que esté provocando el sobrecalentamiento del teléfono.

Para solucionarlo busca cualquier actualización pendiente, ya probablemente el fabricante habrá lanzado un parche para solucionarlo. Para asegurarnos por completo, entra también en la Google Play Store e instala todas las actualizaciones de apps que tengas pendientes.

3- Desinstala apps innecesarias

Otro causante del sobrecalentamiento de tu dispositivo puede ser que simplemente no puede dar más de sí porque lo tienes hasta arriba de aplicaciones, widgets, archivos, videos, fotos y demás.

Desinstala las apps que menos utilices y libera algo de espacio deshaciéndote de todos esos archivos que ya tengas guardados en la nube o que ya no necesitas.

4- Utiliza otro cargador (a ser posible uno oficial)

Llegados a este punto tenemos que empezar a pensar que el calor excesivo del móvil no proviene de un problema de software. Cambia el cable y el cargador que utilizas habitualmente por otro diferente. Y si es un cargador oficial del mismo fabricante que tu smartphone, mejor que mejor.

A veces algunos cargadores baratos no cumplen con los estándares de calidad necesarios, y pueden provocar problemas de sobrecalentamiento.

5- Quita la funda del teléfono y déjale “respirar”

Antes de darte por vencido, si utilizas una funda de plástico para proteger tu móvil prueba a estar un par de días sin ella. Algunas fundas pueden interferir en la disipación del calor y provocar el efecto contrario.

Así mismo, revisa cómo interactúas con tu móvil: ¿Sueles usarlo para ver videos mientras lo apoyas en un cojín o almohada durante mucho tiempo? ¿Suele estar rodeado de otros objetos o dispositivos que le puedan impedir la disipación del calor? Si es así, intenta que el teléfono siempre tenga espacio libre a su alrededor y evita taponar cualquiera de sus puertos u orificios.

Igualmente, evita las sesiones largas de gaming para dar menos trabajo a la pantalla, CPU y GPU del teléfono, y tampoco abuses durante horas de la reproducción de series y películas en streaming.

Si nada de esto funciona, ponte en contacto con el fabricante o acude al servicio técnico para que revisen tu dispositivo de primera mano. A veces el sobrecalentamiento puede estar provocado por un componente defectuoso o en mal estado, y es necesario que un especista realice la reparación oportuna para solucionarlo.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor post de cada día en nuestro canal. O si lo prefieres, echa un vistazo a nuestro nuevo canal de WhatsApp.
Aitor Eizagirre
Aitor Eizagirre
Editor y fundador de El Androide Feliz. Después de trabajar casi una década como soporte técnico, llevo desde 2015 escribiendo tutoriales, noticias y reviews sobre Android, Windows y tecnología en general.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario!
Escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

posts populares