¿Qué fue del Grafeno?

Hace 5 años, cuando en 2010 otorgaron el premio nobel de física a Andre Geim y Konstantin Novoselov por sus investigaciones en el desarrollo del grafeno todo apuntaba a un futuro utópico, revolucionado por las ventajas y adelantos que supondría el uso de este nuevo material.  A día de hoy parece que la euforia de antaño ha amainado, o por lo menos, está mucho más silenciada. ¿Qué ha sido del grafeno?

¿Qué es el grafeno y por qué es tan maravilloso?

El grafeno es una estructura molecular de 2 dimensiones, plana, y con un átomo de grosor. Está formada por átomos de carbono, es muy densa (sus átomos están muy juntos los unos de los otros) y tiene forma de panal de abeja (hexagonal). Esta estructura otorga al grafeno una serie de propiedades que pueden ser de gran utilidad:

  • Dureza: La dureza del grafeno es de 200 veces la del acero, muy similar a la del diamante. Esto significa que puede soportar grandes pesos. A efectos prácticos sería necesario aplicar una fuerza de 4 toneladas con un objeto muy afilado para atravesar una simple lámina de este material.
  • Elasticidad: La gran elasticidad del grafeno, al aplicarla sobre otros materiales haría que aumentase la durabilidad de éstos, ya que tardarían más en romperse.
  • Conductor del calor: La alta conductividad térmica es una propiedad que se presenta principalmente en metales, mientras en el resto de materiales suele ser muy baja. A excepción del grafeno.
  • Conductor de electricidad: Conduce mucho mejor la electricidad que el cobre, que es el material con el que se hacen los cables. También necesita menos electricidad que el silicio para transportar energía. ¿Esto qué significa? Si las baterías de nuestros dispositivos tecnológicos estuvieran hechas de grafeno, éstas durarían mucho más.
  • Transparente y ligero: Esta propiedad junto a las anteriormente mencionadas nos permitiría crear pantallas mucho más ligeras, y lo que es más interesante, podríamos desarrollar pantallas plegables o enrollables.
  • Reacciona con otras sustancias: Al reaccionar químicamente con otras sustancias el grafeno sería de gran ayuda para la creación de nuevos materiales.
  • Densidad elevada: El grafeno es tan denso que ni los átomos más pequeños conocidos, los del Helio, pueden atravesarlo. Eso sí, permite el paso del agua.
  • Efecto antibacteriano: Las bacterias no pueden crecer en el grafeno, lo que permitiría su aplicación en la industria alimenticia y en la biomedicina.

Las propiedades del grafeno lo convierten en un material con innumerables aplicaciones prácticas

Aplicaciones prácticas del grafeno

Después de revisar las magnificas propiedades del grafeno nos resulta casi imposible intentar siquiera imaginar todas las aplicaciones prácticas que puede llegar a ofrecer este bendito material. Sus utilidades se presuponen cuasi infinitas.

  • En el ámbito de la electrónica el grafeno permitiría crear tintas conductoras utilizadas para la impresión de circuitos. Además, permitiría crear dispositivos flexibles que se plegasen sobre sí mismos.
  • Gracias a sus características anteriormente mencionadas permitiría aumentar las velocidades de descarga de información en internet hasta niveles insospechados. ¿1 Terabyte por segundo?
  • Si hiciéramos discos duros a partir del grafeno podríamos aumentar su capacidad de almacenamiento hasta mil veces comparado con los disco actuales.
  • Podríamos cargar las baterías de nuestros teléfonos y portátiles es un santiamén. En 5 minutos tendríamos nuestro dispositivo al 100% y listo para usar.
  • La flexibilidad del grafeno, junto a su habilidad para trabajar con otros materiales permitiría la creación de pantallas táctiles de plástico, lo que las haría totalmente flexibles y prácticamente irrompibles.
  • El sector energético también se vería muy beneficiado por el uso del grafeno, ya que si cubriésemos las placas solares con este material estas serían muchísimo más eficientes y podríamos enfocar nuestros esfuerzos en una gestión energética más ecológica.
  • Debido a su reacción con otras sustancias el grafeno permitiría unir deshechos nucleares, facilitando la extracción de material radioactivo como el de Fukushima.
  • El grafeno puede ser un gran depurador de agua, convirtiendo agua salada en agua potable de manera rápida y segura.

Estos son solo unos ejemplos de lo que podría hacerse con el grafeno, pero su utilidad, vistas sus innumerables características, podría extenderse a todos los ámbitos de la ciencia y la tecnología.

¿A día de hoy existe algún uso real del grafeno?

Buena pregunta. Siendo sinceros, si vamos a los hechos hemos visto avances en el uso del grafeno, pero en la práctica sigue sin querer salir de los laboratorios. En marzo las compañías asiáticas Moxi y Galapad anunciaron que sacarían al mercado Smartphones con componentes fabricados con grafeno, como pantallas y baterías. Por otro lado, en España han conseguido crear una batería que carga el coche en 8 minutos gracias al grafeno, y ya están preparando la construcción de la primera fábrica de baterías de grafeno del mundo. En China, por su parte han conseguido crear un papel de grafeno que se mueve gracias a la energía solar, lo que permitiría un gran avance en la creación de músculos artificiales y en la biomedicina en general.

Como veis la euforia desatada de hace 5 años ha dado paso a numerosas investigaciones, y aunque a efectos prácticos el grafeno todavía se muestra tímido, parece que ya empiezan a verse ciertas aplicaciones de uso real. ¿Seremos capaces de imaginar un futuro en el que el grafeno no sea un elemento fundamental del mismo?

BANNER-SUBSCRIBETE-03

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor post de cada día en nuestro canal. O si lo prefieres, entérate de todo via RSS a través de Feedly.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario!
Escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.