Pantallas LCD vs AMOLED: ¿Cuál es mejor?

Al momento de comprar un dispositivo móvil o una tablet comparamos las características más importantes como cuánta memoria RAM dispone, el espacio de almacenamiento, los tipos de redes a las que se conecta, pero ¿sabemos realmente escoger el tipo de pantalla que se adapta a nuestras necesidades?

Sin duda, tener un conocimiento amplio con relación a las diferencias y ventajas que tienen las pantallas LCD versus las pantallas AMOLED, te ayudará a tomar una mejor decisión en tu próxima adquisición.

Todo lo que debes saber sobre las pantallas AMOLED

Desde el punto de vista técnico, AMOLED representa una matriz de diodos orgánicos que emiten luz independientemente, de ahí que sus siglas correspondan al término Active Matrix Organic Light-Emitting Diode. El usuario frente a una pantalla AMOLED podrá disfrutar de un alto contraste, colores muy llamativos y el color negro profundo, razón que motivó a Samsung a ser la pionera en implementar esta tecnología en toda la gama de sus dispositivos.

Las pantallas AMOLED no utilizan un panel de luz de fondo, por el contrario cada píxel que la compone es una fuente de luz en sí misma, logrando mayor consistencia en su imagen. Esto significa que cuando una parte de la pantalla utiliza el tono negro, en realidad el diodo de luz está apagado. Lo mismo ocurrirá si un píxel de la pantalla no emite color alguno. La ventaja la podrás apreciar en teléfonos Samsung como el Galaxy S10 donde su pantalla de bloqueo color negro tan solo utiliza el 10% de la batería, ya que la mayoría de los píxeles están apagados.

Si eres fanático de las películas, disfrutarlas en una pantalla AMOLED es una experiencia única, ya que te ofrece colores vívidos con unos radios de contraste fenomenales. Aparte el consumo de la batería que corresponde a la pantalla es menor, ya que dependerá de la cantidad de colores que se desplieguen en cada momento.

Es decir, ver Batman consume menos energía que ver Superman. Esto último recibe el nombre de eficiencia energética, lo cual ayuda a extender la vida útil de la batería. Por otro lado, su tecnología permite adaptarse a diferentes formas, ya que es flexible y puede tener curvas. Encontrarás ingeniería AMOLED en el Samsung Galaxy S10+ o en otros artículos como los relojes inteligentes, los cuales presentan pantallas circulares.

Características de las pantallas LCD

Ahora bien, la tecnología LCD es el resultado de las siglas de Liquid Crystal Display, lo que se traduce como panel de cristal líquido, el cual recibe su iluminación a través de una luz de fondo. Por su bajo coste de fabricación, encontrarás dispositivos más accesibles debido a uso de esta tecnología.

Su fidelidad de color es impresionante, siendo ideal para diseñadores gráficos o fotógrafos, porque pueden confiar plenamente en que el resultado de su trabajo al ser impreso, se verá igual de bien. En realidad, la gama cromática de las pantallas LCD es mucho más amplia, con colores vivos y definidos a la perfección.

Imagen: Enciclopedia Britannica

Gracias a la retroalimentación que reciben los paneles LCD pueden alcanzar picos de brillo mayores en comparación con las pantallas AMOLED. Esto quiere decir, que si vas a la playa y deseas tomar una foto, podrás ver sin dificultad el contenido de tu smartphone porque la luz se adaptará a las condiciones ambientales en las que te encuentres.

En interiores las pantallas LCD te permiten tener una mejor lectura de tu dispositivo porque cada LED es capaz de brindar los blancos de luz más brillantes. Otras de las ventajas que ofrece es que también puedes disfrutar sin distorsión de color el contenido de tu smartphone hasta un ángulo de 178 grados.

Comparativa LCD versus AMOLED

Sin embargo, no todo es color de rosas, las pantallas LCD no pueden tener negros oscuros porque su panel de luz siempre estará encendido, por lo que nunca será tan oscura como las pantallas AMOLED.

Pero, los displays AMOLED tienen la desventaja de que si un píxel se daña puede ocasionar que toda la pantalla deje de funcionar, aparte de que son muy sensibles y es más fácil de que la pantalla pueda llegar a romperse.

Igualmente, los displays LCD no pueden ser flexibles ni tener curvas, por lo que sus diseños siempre serán rectangulares, aparte de que son más gruesas por la luz que debe tener tras la pantalla, en comparación con los diseños finos y curvos de la ingeniería AMOLED. Como veis, ambas tecnologías tienes sus luces y sus sombras, nunca mejor dicho.

Imagen: samsungdisplay.com

En definitiva, la mejor pantalla es la que mejor se adapta a tus necesidades. Si eres una persona que sabe cuidar sus dispositivos, su trabajo no depende de la fidelidad de los colores y es amante de los diseños llamativos, las pantallas AMOLED son las indicadas. Por el contrario, si trabajas en áreas como diseño gráfico, marketing, fotografía o creación de vídeos, sin duda preferirás una pantalla LCD donde tengas la seguridad de que la combinación de colores que estás usando será la más fiel a la realidad. Si además tenemos en cuenta que son más resistentes que las AMOLED también te saldrán bastante más económicas a largo plazo.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor post de cada día en nuestro canal. O si lo prefieres, entérate de todo desde nuestra página de Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario!
Escribe aquí tu nombre
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Informe adicional: Más información en nuestra política de privacidad y aviso legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.