Freeware vs Shareware: ¿Cuál es la diferencia?

¿Sabías que los programas pueden ser clasificados no solo por el tipo de servicio que ofrecen sino también por el tipo de licencia y su forma de distribución? Las licencias son una protección para las obras intelectuales donde se establecen los límites para el uso de una aplicación. Por ejemplo, aquellos programas registrados bajo licencia GPL (Licencia Pública General o General Public License en inglés) permiten que puedan ser copiados, modificados y redistribuidos libremente.

Ahora bien, el freeware y el shareware son formas de distribución, de las cuales conocerás sus similitudes y diferencias a continuación.

Qué es el Freeware

Hace exactamente 39 años que se utilizó el término «Freeware» por primera vez. Andrew Fluegelman acuñó el término cuando había creado el programa llamado PC-Talk para computadoras IBM.

Pero Fluegelman no quería distribuir su programa por los métodos tradicionales. Es así como nacieron los programas freeware, los cuales pueden ser utilizados gratuitamente sin periodos de prueba, tarifas, funcionalidades bloqueadas ni ningún otro truco que sugiera una compra de dicho programa con el paso del tiempo. El término freeware proviene de la unión de las palabras «free» (gratis) y «software».

Generalmente, los desarrolladores utilizan la distribución freeware para darse a conocer, o para mostrar una versión con menos funcionalidades y vender otro software que incluya más alternativas. Por ejemplo, el antivirus Avast cuenta con su versión freeware, pero también tiene otros programas de pago con servicios adicionales.

Diferencias entre el Software Libre y el Freeware

Es importante señalar, que los programas con distribución freeware tienen copyright. Su licencia otorga el uso gratuito, pero el programa no puede ser modificado por el cliente ni redistribuido. Es la principal diferencia en comparación con el Software Libre.

Desde el punto de vista legal, para que un programa tenga la licencia de Software Libre, debe permitir que los usuarios accedan al código fuente, cosa que no ocurre con los programas freeware. Por esta razón, no es lo mismo Freeware que Software Libre.

Por ejemplo, el editor de imágenes GIMP está registrado como Software Libre porque los usuarios pueden modificar el código fuente del programa e incluso redistribuirlo. En cambio, Google Earth está registrado como freeware, porque sus usuarios pueden utilizarlo libremente, sin embargo, no tienen autorización para acceder a su código y realizar modificaciones adicionales. Eso está terminantemente prohibido.

Qué es el Shareware

Al otro extremo, el concepto de «Shareware» nació en 1980. Su finalidad es distribuir los programas donde el usuario pueda utilizarlo de forma gratuita únicamente por un periodo de tiempo limitado.

Los usuarios pueden compartir este software, pero tomando en cuenta que son versiones de prueba, en algún punto tendrá funcionalidades limitadas o no podrán usarse por completo a menos que pagues por el programa.

Sabrás cuando estás frente a un programa con distribución shareware porque recibirás constantes recordatorios para comprar el producto completo, o las funciones más importantes verás que también están bloqueadas, como por ejemplo, exportar, imprimir o compartir. Para acceder al programa completo el usuario debe pasar por caja y a cambio recibirá una licencia del producto o una clave de activación.

Diferentes tipo de programas Shareware

Podemos agregar una clasificación adicional de los programas Shareware. Estos pueden ser de tipo Freemium o Liteware, Adware, Demoware, Nagware y DonationWare.

  • Freemium: El limpiador CCleaner, por ejemplo, se encuentra en la categoría freemium, porque tiene funcionalidades completamente gratuitas como la limpieza de tus dispositivos, pero la programación de limpiezas, el servicio técnico y las actualizaciones son de pago.
  • Adware: En el mismo orden de ideas, Hotspot Shield es un programa para navegar de forma oculta por Internet, pero el usuario debe ver publicidad o anuncios a cambio, por ello se engloba dentro de la categoría de adware.
  • Demoware: WinRAR, por otro lado, es de tipo demoware porque te ofrece un periodo de prueba para que puedas saber si se adapta a tus necesidades, pero pasado un tiempo deja de funcionar a menos que compres la licencia.
  • Nagware: Este tipo de distribución hace referencia a aquellos programas con alertas intrusivas para que compres la versión completa, como es el caso del famoso antivirus AVG.
  • Donationware: Por último, los programas donationware son los que piden una donación para seguir desarrollando el programa, como por ejemplo el estupendo BurnAware.

Freeware ≠ Shareware

En resumen, podemos decir que el freeware se refiere a un uso completamente gratuito sin involucrar su código fuente, lo opuesto al shareware donde su uso es gratis pero por tiempo limitado o sacrificando funcionalidades importantes. Se asemejan porque la descarga de ambos tipos es gratuita y, bajo ningún concepto incluyen los códigos fuentes con el fin de proteger los programas y que no sean modificados ilegalmente.

Los desarrolladores de programas shareware motivan a sus usuarios a compartir, puesto que saben que cuantas más personas utilicen su producto, mayor pueden ser las ganancias a largo plazo.

Lo bueno de todo esto es que la calidad de los programas en ningún momento se ve comprometida. De hecho, los desarrolladores aprovechan la oportunidad de ofrecer el mejor servicio para crear una buena reputación en la industria tecnológica. Es una práctica bastante común, y una buena muestra de ello, son muchos de los productos de Microsoft y Adobe, que llevan en el mercado desde 1975 y 1982 respectivamente y a día de hoy siguen siendo los favoritos entre millones de usuarios.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor post de cada día en nuestro canal. O si lo prefieres, entérate de todo desde nuestra página de Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario!
Escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.