Cómo descargar Windows 10 de forma gratuita y legal

Cuando Windows 10 salió al mercado en 2015 la gente se sorprendió bastante, ya que Microsoft permitió la actualización automática y gratuita a la nueva versión del sistema operativo durante varios meses, más concretamente hasta agosto de 2016. Si tenías un equipo con Windows, podías pasarte a Windows 10 simplemente pulsando sobre un mensaje que aparecía en pantalla.

Desde entonces han pasado ya más de 4 años, y las cosas han cambiado. Windows 7 ha dejado de recibir soporte oficial por parte de Microsoft, lo que singnifica que el sistema operativo ha dejado de ser seguro: ya no hay actualizaciones de seguridad ni corrección de bugs y la compañía ha dejado de ofrecer soporte técnico para Windows 7. Y si tenemos Windows 8 la cosa tampoco pinta nada bien, ya que en un tiempo nos encontraremos en la misma situación.

Por degracia, tal y como comentamos la barra libre de “Windows 10 gratis para todos” terminó en 2016, así que si estás pensando en recibir tu actualización gratuita sin mover un dedo lo mejor es que esperes sentado. Sin embargo, a día de hoy en pleno 2020 todavía se puede descargar y actualizar a Windows 10 de manera gratuita sin necesidad de saltarnos ninguna norma, todo dentro de la legalidad.

Las claves de producto y las licencias digitales

Para poder recibir una actualización gratuita a Windows 10 es necesario que dispongamos de una clave de producto o una licencia digital válida. ¿Cuál es la diferencia?

  • La clave de producto es un código que recibimos cuando compramos un sistema operativo de Microsoft. Suele venir en la propia caja del producto, aunque también podemos recibirla por email o quedar almacenada en la nube.
  • La licencia digital viene asociada a una clave preinstalada en el hardware construido por fabricantes como Dell, HP, Acer y demás. Esta licencia también está asociada a nuestra cuenta de Microsoft.

Durante años los fabricantes solían imprimir la clave de producto en una etiqueta que pegaban en la carcasa del propio PC, aunque también podíamos encontrarla junto al resto de documentación cuando comprábamos un ordenador. Este tipo de claves estaban diseñadas para ser utilizadas solo una vez, pero algunos hackers conseguían saltarse esta restricción.

Típica clave de producto adjunta en una pegatina en el lateral del PC.

Por este motivo, tanto Microsoft como los fabricantes de hardware decidieron dejar de lado las claves de producto en Windows 8 y utilizar únicamente licencias digitales como medida anti-piratería. De esta manera, el usuario solo puede instalar Windows en un único PC. Algo que también han aplicado desde entonces en Windows 7.

Cómo descargar Windows 10 gratis de manera legal

Por tanto, si tenemos una licencia digital para Windows 7 o Windows 8.1 todavía podemos utilizar una de estas claves para activar nuestra copia original de Windows 10. Si aún disponemos de una licencia de alguna compra anterior perfecto, si no podemos adquirirlas online por un precio mucho más reducido que el de una licencia de Windows 10 estándar.

Ahora bien, debemos tener en cuenta que las licencias Home de Windows 8 se actualizan a Windows 10 Home. Si tenemos un Windows 7 Professional pasaremos a Windows 10 Professional y así sucesivamente. ¡No paséis este detalle por alto!

Con esto en mente, podemos obtener nuestra copia legal de Windows 10 siguiendo estos pasos:

  • Entra en la página oficial de descarga de Windows 10 AQUÍ.
  • Pulsa sobre el botón “Descargar ahora la herramienta”. Esto hará que se descargue la aplicación Windows 10 Media Creation Tool.
  • Una vez finalizada la descarga, ejecuta el archivo y acepta los términos de la licencia.
  • Selecciona “Actualizar este PC ahora” y pulsa sobre “Siguiente”.
  • Haz clic sobre “Mantener mis archivos personales y aplicaciones” para conservar los datos y programas instalados previamente.
  • Por último pulsa sobre “Instalar” para lanzar el proceso de actualización a Windows 10.

Una vez instalado Windows 10:

  • Asegúrate de iniciar sesión con la misma cuenta de Microsoft asociada a tu licencia digital.
  • Entra en “Configuración -> Actualización y seguridad -> Activar” para activar tu licencia de Windows 10.
  • También puedes utilizar una clave de activación de Windows 7 o Windows 8.1 si todavía no la has utilizado para activar tu versión antigua de Windows.

Por último, cabe recordar que la licencia de Windows 10 está asociada a nuestro hardware. Por tanto, si formateamos el ordenador Windows 10 se volverá a activar de manera automática. Así mismo, si cambiamos algún componente de hardware es posible que el sistema no reconozca la licencia pensando que estamos usando un nuevo PC. Por suerte, esto es algo que Microsoft ya tiene contemplado.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor post de cada día en nuestro canal. O si lo prefieres, entérate de todo desde nuestra página de Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario!
Escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.