Cómo conseguir almacenamiento ilimitado en Google Drive

Durante los últimos años compañías como Google, Microsoft, Amazon, Dropbox o incluso Apple han estado apostando por el almacenamiento en la nube como un método seguro y fiable para guardar nuestros datos de forma online. Haciendo hincapié, también, en lo fácil y rápido que es almacenar y compartir todo tipo de documentos. La manera perfecta de deshacernos de las cadenas que nos atan a todo lo físico, a todos esos pendrives, discos duros y unidades de almacenamiento «rompibles» y por lo tanto efímeros sobre los que confiamos la seguridad de nuestros datos.

Google Drive siempre ha sido una de las cabezas más visibles en promover el uso de la nube para almacenar información de forma segura, ofreciendo diferentes niveles de almacenamiento gratuito para cualquiera que tenga una cuenta de Google en su poder. Facilitando el envío de archivos de gran tamaño a través de Gmail, almacenando fotos a resolución completa en Google Fotos o realizando copias de seguridad de los archivos más críticos y esenciales en nuestros smartphones y ordenadores.

Sin duda, siempre puedes dejarte entre 100 y 200 euros en un buen SSD externo de 1TB, o incluso montarte tu propia NAS en casa si eres un poco manitas y te gusta indagar en estos temas. Ahora bien, la mayoría de expertos están de acuerdo en que “la nube es el futuro”. Una afirmación que por ahora solo el tiempo nos podrá confirmar o desmentir, pero amigos, tiene toda la pinta de que si no es así, al menos será un futuro terriblemente parecido.

Planes de almacenamiento premium en Google Drive

La nube es esa cosa etérea que nadie sabe donde está, que está en todos sitios y en ninguno al mismo tiempo. Maravillas de la ciencia. Ahora bien, lo que es cierto y nadie podrá negar a estas alturas es que cada vez subimos más contenido a nuestros respectivos espacios de almacenamiento online, y en el caso de Google Drive, la “barra libre” de todos esos megas acaba al llegar a los 15GB.

Este es el límite que nos ofrece la gran G en lo que a espacio de almacenamiento gratuito se refiere. A partir de ahí, si queremos más sitio la compañía también cuenta con otros planes premium –de pago- que van desde los 100GB hasta los 30TB, con unos precios que empiezan a ser bastante desorbitados cuando superamos la barrera de los 2TB.

  • Plan de 100GB: 1.99€/mes
  • Plan de 200GB: 2.99€/mes
  • Plan de 2TB: 9.99€/mes
  • Plan de 10TB: 99.99€/mes
  • Plan de 20TB: 199.99€/mes
  • Plan de 30TB: 299.99€/mes

Si queremos contratar cualquiera de estos planes premium, tenemos que hacerlo a través de Google One. Google One es el nombre del servicio de almacenamiento en la nube de Google, el cual centraliza todos los datos que almacenamos tanto de Drive, como de Gmail y Google Fotos. Si queremos contratar un plan superior a los 15GB gratuitos de toda la vida, tendremos que entrar en one.google.com, y desde ahí hacer la gestión pertinente.

Espacio de almacenamiento ilimitado en Google Drive

Lo bueno de todo esto es que si tenemos muchos datos para almacenar en la nube, existe un pequeño, llamémosle “truco”, que no mucha gente conoce y que nos ayudará a obtener espacio ilimitado en Google Drive por un precio menor que el plan de 10TB, el cual ya se nos dispara casi hasta los 100 euros mensuales.

El proceso consiste en contratar una cuenta de G Suite, en lugar de utilizar una cuenta estándar de Google. El plan “Basic” de G Suite tiene un precio de 4.68 euros al mes por usuario y 30GB de espacio en Drive, pero si nos pasamos al plan “Business” el espacio de almacenamiento se amplia de manera indefinida. Es decir, espacio ilimitado por un precio de 9.36€ al mes por cada usuario que añadamos a nuestro plan de suscripción.

Nota: G Suite es un servicio orientado a empresas, por lo que los planes que se ofrecen se facturan por número de usuarios. Esto implica que además podremos utilizar cuentas con nuestro propio dominio (@tuempresa.com). Como requisito previo, Google nos pedirá que tengamos registrado nuestro propio dominio antes de dar el salto a G Suite.

Ver todos los planes de G Suite disponibles

¿Dónde está la pega?

Suscribiéndonos al plan “Business” de G Suite podemos guardar todos los gigas y teras que queramos en Google Drive por menos de 10 euros al mes, lo que equivale a un gasto similar al plan de 2 Terabytes de Google One, siendo por descontado mucho más barato que el plan de 10TB de casi 100 euros.

De todas maneras, cabe aclarar que Google advierte claramente que el almacenamiento ilimitado solo está disponible cuando contratamos el plan Business para más de 5 usuarios. Por debajo de esa cifra el límite se establece en 1TB por persona. Ahora bien, después de leer las experiencias de algunos usuarios que han probado el servicio, parece que Google no establece ningún límite real de manera explícita, lo que en la práctica nos permite superar ese máximo teórico de 1TB.

Es importante tener en cuenta de todas maneras que si intentamos aprovecharnos de este “agujero en el sistema” para intentar sangrar a Google y ahorrarnos unos eurillos corremos el peligro de perder nuestros datos en el momento menos pensado. Nuestra recomendación es que en ese caso optemos por un plan de Google One que se amolde a nuestras necesidades, aunque si os gusta el riesgo…ya sabéis donde mirar.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor post de cada día en nuestro canal. O si lo prefieres, entérate de todo desde nuestra página de Facebook.

2 COMENTARIOS

  1. Interesante truco por llamarlo de alguna manera, pero de mucha utilidad a la hora de escoger el servicio de almacenamiento. Yo tengo lo básico de 15gb y ya no tengo disponible casi nada.

  2. Este es uno de esos artículos que se hacen para llamar la atención y no en que si la cosa se masifica, Google cierra chiringuito. En fin…

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario!
Escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.