10 consejos para mantener la seguridad online de tu cuenta bancaria

Cuando los bancos decidieron dar el salto al mundo online muchos de los tramites y gestiones se agilizaron una barbaridad. Antes, para hacer un simple ingreso o actualizar tu libreta tenías que pasarte por la oficina o sucursal de tu banco, pero ahora todas esas gestiones y muchas otras se pueden realizar de manera telemática gracias a la banca online.

Sin embargo, aunque las entidades bancarias han puesto a nuestra disposición todas esas facilidades muy poca gente ha recibido unas pautas mínimas sobre cómo operar con su banco de manera segura a través de internet.

10 consejos sobre seguridad para hacer gestiones online con tu banco

Todos sabemos que no tenemos que dar el número de nuestra tarjeta de crédito al primero que nos crucemos por la calle, y también tenemos más o menos claro que salir del banco ondeando un fajo de billetes a la vista de todo el mundo no es muy recomendable. Pero, ¿qué pasa con la banca online? ¿Existe alguna guía de buenas prácticas?

1- Cambia tus contraseñas de manera frecuente

Cambiar la contraseña de acceso de nuestra cuenta bancaria de manera periódica es uno de los mejores hábitos que podemos tomar. Lo más recomendable es cambiar la contraseña cada 3 meses, o al menos cada año.

Tener una contraseña compleja y que cambia frecuentemente dificulta muchísimo el trabajo de los hackers.

2- Siempre conexiones HTTPS

Cuando accedas a tu banco desde el navegador, asegúrate de que la URL del banco tiene instalado un certificado de seguridad.

Esto se puede comprobar verificando que en la barra de direcciones del navegador aparece el icono de un candado. También debemos revisar que la dirección del banco comienza por HTTPS en lugar de HTTP. Esa “S” del final nos indica que se trata de una conexión cifrada y segura.

3- Activa la verificación en dos pasos

Prácticamente todos los bancos permiten activar la verificación en dos pasos. Eso significa que cada vez que iniciemos sesión con nuestra cuenta, recibiremos un mensaje de texto en el móvil con una contraseña de un solo uso, necesaria para poder iniciar sesión y realizar cualquier gestión.

Así, si un hacker intenta iniciar sesión con tu cuenta bancaria, recibirás un mensaje de texto con el código de acceso. De esta manera sabrás que alguien está intentando entrar con tus datos y podrás bloquearlo de manera inmediata.

4- No accedas al banco desde una Wi-Fi pública

Las redes Wi-Fi públicas son las redes menos seguras para navegar por internet, ya que podemos quedar expuestos muy fácilmente. Son redes muy vulnerables, y el caldo de cultivo ideal para los hackers.

Si necesitas acceder a tu cuenta bancaria online utiliza la conexión a internet de tu casa o la conexión de datos de tu teléfono móvil. Si no tienes más remedio que conectarte a una Wi-Fi pública, utiliza una VPN para proteger el tráfico de tus datos.

5- Cuidado con los emails y SMS sospechosos

La técnica del phishing consiste en suplantar la identidad, en este caso, de nuestra entidad bancaria, para que entreguemos de manera voluntaria nuestras contraseñas a los hackers.

Esto es algo que se puede ver en muchos emails falsos, enviados supuestamente por nuestro banco, donde nos dicen que por un “fallo informático” (o similar) debemos pulsar sobre un enlace y volver a introducir nuestros datos.

¡No lo hagas nunca! Recuerda que si el banco se quiere poner en contacto contigo para algo tan delicado nunca lo hará mediante correo electrónico, y mucho menos te pedirá que le vuelvas a facilitar tu contraseña de acceso.

Captura de algunos SMS fraudulentos que he recibido en los últimos meses.

Últimamente se han popularizado mucho los mensajes SMS falsos para robar datos bancarios mediante técnicas como el phishing que acabamos de comentar. Ignóralos siempre, y si puedes denunciarlos, mejor.

6- Huye de los inicios de sesión automáticos

Todos los navegadores web tienen una función que nos permite recordar el usuario y contraseña de todas las páginas en las que estamos registrados. Es lo que se conoce como un “inicio de sesión automático”, y evita que tengamos que estar introduciendo estos datos a mano cada vez que visitamos esa página.

Aunque se trata de una función muy conveniente no es nada recomendable, ya que si nos roban el dispositivo el ladrón podrá acceder a nuestra cuenta bancaria de manera automática. Por tanto, evitar usar el inicio de sesión automático, especialmente si realizas operaciones bancarias desde el móvil.

7- Utiliza la app para móviles de tu banco

Los virus y el malware en general está presente tanto en los ordenadores de sobremesa como en los dispositivos móviles. Sin embargo, es más habitual que un PC se infecte por un virus, antes que un smartphone.

Si tu banco tiene una app disponible intenta realizar tus gestiones desde ahí, haciendo uso de la conexión de datos de tu móvil para conectarte a internet (no uses una red Wi-Fi). Quizá no sea lo más cómodo, pero es la manera más segura de hacer operaciones bancarias online.

8- Activa las alertas por SMS

La mayoría de bancos cuentan con un sistema de alertas que normalmente nos avisan mediante un mensaje SMS cuando se realiza una retirada de dinero importante.

Estos avisos solo deberían llegarnos cuando somos nosotros los que hemos retirado dinero de la cuenta. Por tanto, entra en la web del banco y asegúrate de que tienes este tipo de notificaciones activadas.

9- Revisa la autorización manual de compras online

Algunos bancos también cuentan con una función para autorizar manualmente compras online. Esto es algo que suele utilizarse especialmente con compras importantes, y requiere que entremos en la web de nuestro banco y pulsemos un botón para autorizar la compra.

Por defecto esta función suele venir activada en la web del banco, pero resulta conveniente revisarlo para no tener sorpresas de última hora. Así, por ejemplo, si alguien nos roba la cuenta de Amazon e intenta hacer una compra “gorda”, no podrá completarla a menos que nosotros lo autoricemos desde la web o app de nuestro banco.

10- Establece un límite máximo para las compras online

Es bastante más probable que nos roben la cuenta de alguna plataforma online, antes de que nos roben la cuenta de nuestro banco. Por eso es recomendable establecer un límite máximo diario para las compras que se realizan online con nuestra cuenta bancaria.

Así, si nos roban la cuenta de algún sitio como Amazon, la tienda de PlayStation o cualquier otro comercio online, solo podrán hacer compras limitadas.

Si además de esto hemos seguido el resto de consejos como la autorización manual, la verificación en dos pasos, etc. y además tenemos nuestro dispositivo actualizado y protegido con un buen antivirus, no deberíamos tener mayores problemas.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor post de cada día en nuestro canal. O si lo prefieres, entérate de todo desde nuestra página de Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario!
Escribe aquí tu nombre
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Informe adicional: Más información en nuestra política de privacidad y aviso legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.