WhatsApp e iMessage, las apps de chat que más colaboran con el FBI

La privacidad es uno de los aspectos más importantes de una app de mensajería. Y buena muestra de ello es que todas compiten en sobresalir por encima del resto, algunas te dirán que no guardan información en sus servidores, otros te dirán que utilizan el método de encriptación más avanzado, y probablemente así sea.

Una cosa no quita la otra, y cuando la policía llama a la puerta de estas apps de mensajería es momento de ver hasta donde llega tu compromiso con la privacidad de tus usuarios. Algunas compañías optan por colaborar con las fuerzas del orden, mientras que otras son mucho más reticentes en este sentido.

Se filtra un documento interno del FBI que detalla todo el contenido y metadatos que pueden solicitar legalmente a apps como WhatsApp o Telegram

Recientemente Rolling Stone acaba de hacerse eco de un documento liberado por la asociación estadounidense de abogados por la transparencia, Property of the People. Se trata de un documento interno del FBI que cuenta con todo lujo de detalle la información que los agentes pueden solicitar a aplicaciones de mensajería como WhatsApp, Telegram, iMessage, Signal o WeChat, entre otros, durante el transcurso de un proceso legal.

Junto a cada una de las nueve aplicaciones que aparecen desglosadas no solo se indica si se pueden acceder a los mensajes o a la lista de contactos de los investigados, sino que también se detalla el tipo de orden o registro necesario para poder solicitar determinado tipo de información.

Entrando un poco más en detalle, vemos que tanto WhatsApp, como iMessage y Line ofrecen un acceso “limitado” al contenido de los mensajes ante una solicitud legal del FBI. Por el contrario, Signal, Telegram, Threema, Viber, WeChat y Wickrs no dan acceso a los mensajes.

En el caso de WhatsApp, solo cede “registros básicos del usuario” cuando hay una citación de testigo, aunque cuando se trata de una orden de registro el FBI puede conseguir los contactos de la libreta de direcciones, así como los usuarios de WhatsApp que tienen al investigado como contacto.

Por último, ante una solicitud de vigilancia WhatsApp también tendrá que enviar al FBI el origen y destino de todos los mensajes, aunque no podrán ver el propio contenido del mensaje.

iMessage, la app de mensajería de Apple, también ofrece un grado notable de colaboración con el FBI. Aunque con una citación como testigo solo facilita información básica del usuario, con una orden de ir a juicio puede conseguir 25 días de consultas de búsquedas de iMessage.

Cuando las autoridades tienen una orden de registro también pueden hacer copias de seguridad de un dispositivo y ver el contenido de los mensajes si la persona investigada utiliza copias en iCloud.

Otras aplicaciones como Telegram o Signal son mucho más limitadas en cuanto a la información que pueden facilitar legalmente al FBI. Telegram, por ejemplo, no facilita el contenido de los mensajes ni ofrece información sobre los contactos, aunque el documento del FBI también anota que “podrían” obtener la dirección IP y el número de teléfono en casos confirmados de terrorismo.

Signal tampoco deja ver el contenido de los mensajes, pero sí que ofrece la fecha y hora de cuando un usuario se registró en el servicio y la fecha de su última conexión.

Fuente (documento PDF): Property of the People

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor post de cada día en nuestro canal. O si lo prefieres, entérate de todo desde nuestra página de Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario!
Escribe aquí tu nombre
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Informe adicional: Más información en nuestra política de privacidad y aviso legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.