Sony avisa que la escasez de PS5 podría alargarse hasta 2022

La nueva consola de Sony salió a la venta el 19 de noviembre de 2020, y desde entonces se ha convertido en el ansiado objeto de deseo de millones de personas. No solo porque la PlayStation 5 sea la punta de lanza de la nueva generación de videoconsolas, sino porque resulta casi imposible conseguir una incluso a día de hoy, 6 meses después de su salida al mercado.

¿Por qué resulta tan difícil conseguir una PlayStation 5?

Una de las grandes causantes de esta escasez de consolas PS5 es la alta demanda que está experimentando. Debido a la situación de pandemia que todavía vive el planeta la gente permanece mucho más tiempo en casa, aumentando el interés por este tipo de dispositivos electrónicos.

A fecha del 31 de marzo Sony ha vendido 7.8 millones de unidades de PlayStation 5, y las proyecciones de la compañía prevén unas ventas cercanas a los 15 millones antes del cierre del presente año fiscal.

La escasez de chips está impidiendo satisfacer la demanda

Sin embargo, Sony podría superar estas cifras de ventas holgadamente si pudiera fabricar las suficientes consolas, pero no puede por falta de materia prima. Aunque la demanda de PS5 por parte de los consumidores es altísima, la escasez de chips semiconductores y falta de componentes que está sufriendo actualmente el mercado global impide que las fábricas de Sony puedan funcionar a pleno rendimiento.

En cuestión de meses los chips se han vuelto tan escasos como el oro, y los grandes productores de Taiwán y Corea del Sur son incapaces de seguir el ritmo de la demanda. Por tanto, tal y como ocurre con el resto de negocios que utilizan este tipo de componentes, Sony no puede realizar una estimación de cuando se solucionará este problema.

En palabras de Hiroki Totoki, Vicepresidente Ejecutivo de Sony, “No creo que la demanda se rebaje durante este año e incluso aunque podamos producir más unidades de PlayStation 5 el próximo año, nuestro suministro no sería capaz de abastecer la demanda”.

Esta no es una situación agradable para Sony, ya que no está pudiendo capitalizar la demanda de consolas de nueva generación que existe actualmente, en un momento tan relevante como es el primer año de vida de la consola.

Aunque este no es un problema que afecte exclusivamente a Sony, Nintendo también ha anunciado recientemente que a pesar de las altas ventas que están teniendo con su Nintendo Switch, podrían llegar a un estancamiento debido a la falta de materiales en la cadena de producción.

Por si esto fuera poco, parece que se está formando la tormenta perfecta, ya que con el avance de las vacunaciones y la reducción de las restricciones de movilidad, el público mayoritario empezará a salir más de casa, olvidándose probablemente de este tipo de entretenimientos digitales, lo que sin duda repercutiría en la venta de consolas.  

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor post de cada día en nuestro canal. O si lo prefieres, entérate de todo desde nuestra página de Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario!
Escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.